• Un obús 2K25 Krasnopol, de producción rusa, en la provincia siria de Hama.
Publicada: jueves, 14 de marzo de 2019 2:09
Actualizada: jueves, 14 de marzo de 2019 3:01

Fotos difundidas muestran lo que queda de un obús sofisticado ruso, que ha sido usado en los últimos ataques lanzados contra los terroristas en Siria.

Según informó el miércoles la página web South Front, las fuerzas rusas han usado obuses inteligentes de artillería para lanzar ofensivas contra los puestos militares de los grupos armados y terroristas en la provincia de Hama, en el oeste de Siria, durante los asaltos que tuvieron lugar el lunes.

El obús en cuestión, mejor conocido como el 2K25 Krasnopol, de producción rusa, es un obús sofisticado y avanzado que cuenta con un control independiente, que funciona por medio de un láser, y tiene un alcance de 20 kilómetros, además de caracterizarse por una precisión muy elevada —de unos pocos metros de fallo—.

Para impactar contra sus objetivos es primero necesario que drones (aeronaves no tripuladas) o soldados expertos usen sus dispositivos láser para identificar el blanco y luego el 2K24 es disparado desde una unidad de artillería, sin importar si el sistema es anticuado o no.

Las fuerzas rusas suelen disparar este obús desde los sistemas de artillería móvil 2S19 Msta, que aumentan el alcance operativo a 45 kilómetros, mientras que su tiempo de recarga es menor y permite disparar más obuses.

El uso de este tipo de armamento en Siria les ha permitido a las fuerzas rusas eliminar, con una mayor precisión, las amenazas enemigas, además de que con su empleo es posible disminuir las bajas civiles, dado que el obús, en el momento de su impacto, tiene un margen de error muy bajo.

 

El citado medio también aseguró que el obús ruso disparado contra las zonas bajo el control de los terroristas en Hama dio en el blanco, haciendo volar por los aires un depósito de armas y varios centros militares.

Rusia empezó en 2015, a solicitud del Gobierno sirio, una intensa campaña aérea contra las posiciones terroristas en suelo sirio, en particular contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), que actualmente está perdiendo sus últimos feudos por el intenso avance de las fuerzas gubernamentales de Damasco con la ayuda aliada.

Desde que se hiciera con la autorización para llevar a cabo operaciones en Siria, Rusia ha realizado ataques con armas novedosas, que proporcionan gran ventaja a las fuerzas sirias y sus aliados frente a sus enemigos en territorio sirio.

hgn/anz/fdd/mkh

Comentarios