• El vicecanciller de Rusia, Serguéi Riabkov, se reúne con autoridades iraníes en Teherán, la capital iraní, 14 de febrero de 2018. (Foto: IRNA)
Publicada: jueves, 24 de enero de 2019 16:28

El frente antiraní que pretende formar EE.UU. en la región tiene por meta debilitar la posición de Irán en Asia occidental, indica el vicecanciller de Rusia.

En una entrevista con la revista local International Affairs, el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, ha abordado este jueves las presiones que intenta ejercer el Gobierno estadounidense sobre la República Islámica de Irán, mientras calificaba de casi improbable que EE.UU. recurra a una acción militar contra el país persa.

El alto diplomático ruso así ha respondido de hecho a una pregunta sobre un reciente informe del diario Wall Street Journal, que afirmó que el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, había pedido en septiembre de 2018, al Departamento de Defensa del país, (el Pentágono) preparar un plan para ejecutar un ataque militar contra Irán.

“Creo que EE.UU. tiene planes de ataques militares contra todo país que no cataloga como su aliado. Pero lo que se debe ver es si estos planes son realmente operacionales o no, y que hasta qué punto (los estadounidenses) han elaborado los detalles de estos proyectos”, ha indicado.

En cuanto a Irán, el vicecanciller ruso considera de “poco serias” las amenazas militares estadounidenses, y las ubica dentro de una guerra sicológica y propagandística que ha librado Washington contra Teherán.

El enfoque actual de la política de Estados Unidos, es formar una alianza antiraní en la región, con tal de debilitar la posición de Irán en Oriente Medio”, ha indicado el vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov.

 

“El enfoque actual de la política de Estados Unidos, es formar una alianza antiraní en la región, con tal de debilitar la posición de Irán en Oriente Medio”, ha agregado Riabkov, señalando que las autoridades estadounidenses en línea con esta política, últimamente, han estado manteniendo reuniones con funcionarios de diferentes países de la zona, y han estado preparando además conferencias y cumbres.

El titular ruso hacía alusión a una cumbre organizada por EE.UU. para mediados de febrero en Varsovia, la capital de Polonia, que anunció el 13 de enero el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en Egipto, adonde había viajado en una gira por nueve países de Oriente Medio, señalando que el evento estaría centrado en la “contención de la influencia de Irán en la región”.

El anuncio por Pompeo ha sido muy criticado en todas partes, volviendo a evidenciar el aislamiento de Washington en su política antiraní. Rusia y aliados tradicionales de EE.UU. como son los países de la Unión Europa (UE) han cargado contra el plan por poner el foco contra Teherán, ignorando los verdaderos desafíos a que se enfrenta el oeste de Asia, como la lucha contra el terrorismo y la causa palestina.

Diferentes diplomáticos europeos incluso opinan que “el señor Pompeo se vea incluso obligado a cancelar la cumbre en el último momento por baja asistencia o por asistencia de funcionarios de nivel inferior”, según recogió el martes The Wall Street Journal.

mnz/ktg/tqi/mjs

Comentarios