• Vehículos portan un sistema de defensa antiaérea S-400 de Rusia, durante una parada militar en Moscú, 7 de mayo de 2016. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 27 de diciembre de 2018 17:48
Actualizada: viernes, 28 de diciembre de 2018 2:15

Rusia adelanta a EE.UU. 10 o 15 años en el desarrollo de un arma de respuesta de ataque nuclear, asegura un titular y diseñador de armas del Kremlin.

En una entrevista con el diario local Argumenti Nedeli, publicada este jueves, el diseñador jefe del Instituto de Termotecnia de Moscú (capital rusa), Yuri Solomónov, ha asegurado que en caso de que algún país extranjero lance un ataque nuclear contra el país euroasiático, será “inminente” la respuesta del Kremlin, haciendo alusión de manera directa a Estados Unidos.

“Son muchos los recursos (que tiene Rusia) para garantizar que la agresión no quede impune y que sea imposible destruir todos estos recursos a la vez”, ha señalado Solomónov en la entrevista.

Solomónov es actualmente el encargado del departamento de diversificación de la Corporación Unificada de Cohetería Espacial de Rusia y también el diseñador de los misiles estratégicos Yars, Tópol, Bulavá y Pioner (este último destruido en el marco del Tratado INF).

Son muchos los recursos (que tiene Rusia) para garantizar que la agresión no quede impune y que sea imposible destruir todos estos recursos a la vez”, ha dicho el diseñador jefe del Instituto de Termotecnia de Moscú, Yuri Solomónov, sobre un posible ataque nuclear contra el país euroasiático por parte de EE.UU.

 

El titular ha hecho esas declaraciones en medio de alertas tanto de Moscú como de algunos demás países y analistas sobre una carrera armamentística e incluso una guerra nuclear tras la eventual salida de Washington del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio Washington-Moscú (INF, por sus siglas en inglés), anunciada en octubre por el presidente estadounidense, Donald Trump.

En otra parte de sus declaraciones, Solomónov ha respondido a la pregunta de si el sistema antimisiles del país norteamericano instalado en Alaska tiene la capacidad de interceptar los misiles balísticos intercontinentales rusos. El sistema antimisiles de EE.UU. tiene una “extremadamente baja eficacia”, contestó.

“Adelantamos a los norteamericanos en 10 o 15 años como mínimo, pero no significa que no podrán hacerlo, si se ocupan de ello tendrán lo mismo dentro de 10 o 15 años”, precisó Solomónov.

mtk/ktg/ftn/mkh

Comentarios