• El embajador de Rusia en China, Andrei Denisov.
Publicada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 9:37
Actualizada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 12:15

Rusia advierte que las sanciones impuestas por Estados Unidos en su contra bajo distintos pretextos entorpecen la cooperación entre Moscú y Pekín.

“Hay algunas complicaciones, por ejemplo, las sanciones influyen sensiblemente en el mecanismo de pagos, la obtención de créditos por parte de nuestras compañías (…) complican básicamente el aspecto técnico de la colaboración ruso-china”, ha dicho este miércoles el embajador de Rusia en China, Andrei Denisov.

En declaraciones a la prensa, el diplomático ruso también ha indicado que sin embargo, tales medidas de Estados Unidos no influyen en el volumen de sus cooperaciones, de hecho, ha agregado, “es como el mal tiempo en la agricultura: llueve pero se tiene que trabajar”.

Conforme a Denisov, algunas compañías del gigante asiático temen que les afecten las sanciones económicas extraterritoriales del país norteamericano.

Hay algunas complicaciones, por ejemplo, las sanciones (de EE.UU.) influyen sensiblemente en el mecanismo de pagos, la obtención de créditos por parte de nuestras compañías (…) complican básicamente el aspecto técnico de la colaboración ruso-china”, dice el embajador de Rusia en China, Andrei Denisov.

 

Al mismo tiempo, el embajador ruso ha enfatizado que las conversaciones entre Rusia y China sobre el suministro de gas natural a través de la ruta occidental continúan según lo previsto y sin retrasos.

En otro momento de sus declaraciones, Denisov ha indicado que Moscú y Pekín tienen una postura similar con respecto a la necesidad de alcanzar acuerdos sobre la creación de un sistema de control internacional y restricciones al despliegue de armas en el espacio, un programa impulsado por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Según la agencia rusa de noticias Sputnik, el comercio entre Rusia y China está en ascenso y se espera que este año supere los 100 000 millones de dólares.

Los lazos entre Moscú y Washington se deterioran a pasos agigantados debido a sus discrepancias en gran parte de los asuntos mundiales, desde China hasta Venezuela y Cuba. EE.UU. lleva años imponiendo sanciones unilaterales a Rusia con distintos argumentos. A su vez, Moscú considera que la estrategia de Washington es “hegemonista” y una amenaza para la estabilidad mundial.

ftn/ktg/mkh

Comentarios