• El presidente ruso, Vladimir Putin, da un discurso durante la 18ª convención del partido Rusia Unido en Moscú, 8 de diciembre de 2018. (Foto: AFP
Publicada: domingo, 9 de diciembre de 2018 8:15

El mundo se está transformando y Rusia debe hacer todo lo posible para no quedar atrás, ha declarado el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

“El mundo en general se halla en estado de transformación. Es una transformación muy poderosa y que evoluciona de manera dinámica”, dijo Putin ayer sábado en Moscú (capital rusa), en su intervención en el 18.º congreso del partido Rusia Unida, según ha informado la agencia de noticias local TASS.

Dado que dicha transformación es muy rápida, explicó el mandatario, Rusia debe estar atenta y preparada para actuar en su debido momento para estar al día y no quedar atrás respecto al resto del mundo.

Putin señaló, si bien este panorama podría representar “una situación muy dramática en la historia” de su país, la misma situación se está desarrollando también en el resto del mundo.

El mundo en general se halla en estado de transformación. Es una transformación muy poderosa y que evoluciona de manera dinámica”, ha dicho el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

 

Para que la evolución mundial afecte lo mínimo a su país, el dirigente ruso instó al partido Rusia Unida a emplear su potencial legislativo y administrativo y sus recursos humanos para unir y consolidar a los ciudadanos y, de este modo, encontrar soluciones a los problemas nacionales.

El presidente ruso se refería a los cambios que constantemente se está dando en el panorama geopolítico internacional, muchos de ellos propiciados por EE.UU., cuyo presidente actual, Donald Trump, ha iniciado una batalla particular contra el resto de las potencias mundiales a fin de cambiar las reglas del juego estratégico global.

Es aquí donde Moscú, para hacer frente a los nuevos órdagos lanzados por Washington y ciertos países occidentales, se ha propuesto crear una asociación estratégica integral de coordinación con China en todos los ámbitos posibles, en particular el militar.

Washington ve con preocupación este nexo entre Moscú y Pekín. El propio Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono) reconoce que EE.UU. no está capacitado para plantar cara a los avances de China y Rusia.

krd/mla/fmd/msf

Comentarios