• El canciller ruso, Serguei Lavrov.
Publicada: miércoles, 15 de julio de 2015 15:39

El canciller ruso, Serguei Lavrov, afirma que el resultado de las conversaciones sobre el programa de energía nuclear iraní allana el terreno para una “amplia” coalición en la lucha contra el grupo takfirí EIIL.

“Elimina los obstáculos – claramente artificiales – en el camino para una amplia coalición para combatir” al EIIL (Daesh, en árabe) y otros grupos terroristas, dijo el martes Lavrov mediante un comunicado.

En concreto, genera un impulso añadido para promover la creación en Oriente Medio de una zona libre de armas de destrucción masiva”, dijo Lavrov.

El fin de las conversaciones nucleares con Irán tendrá, a juicio del ministro de Exteriores, una “influencia positiva” en la solución de un gran número de problemas regionales.

“En concreto, genera un impulso añadido para promover la creación en Oriente Medio de una zona libre de armas de destrucción masiva”, agregó el jefe de la Diplomacia rusa.

Haciendo hincapié en la necesidad de derrotar las amenazas del terrorismo en la región, Lavrov subrayó que ya existen crecientes oportunidades para la cooperación Irán y Rusia en materia de tecnología de defensa.

En otra parte de sus afirmaciones, citadas por la agencia rusa Interfax, el titular dijo que la conclusión de los diálogos nucleares eliminó cualquier pretexto para el uso de la fuerza contra Teherán.

"Es de fundamental importancia que la normalización de la situación de Irán elimine cualquier pretexto para usar la fuerza contra el país (persa)”, aseguró.

Ministros de Exteriores del Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, China y Rusia, más Alemania) en los diálogos nucleares con Irán, en Viena. 14 de julio de 2015.

 

El martes, tras 18 días de maratónicas reuniones en la capital austriaca, Viena, Irán y el Sexteto (EE.UU., el Reino Unido, Francia, China, Rusia y Alemania) llegaron a una conclusión sobre el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC).

El texto con los resultados de las conversaciones entre las partes prevé limitar el programa de energía nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones contra la República Islámica.

mrk/ybm/nal