• Daesh ataca al Frente Al-Nusra y roba 2 bombonas de cloro en Siria
Publicada: miércoles, 10 de octubre de 2018 23:34
Actualizada: jueves, 11 de octubre de 2018 0:09

En un choque de los terroristas, el EIIL (Daesh, en árabe) atacó y arrebató a aliados de Al-Qaeda dos contenedores de cloro en el noroeste de Siria.

Además, en el enfrentamiento, que tuvo lugar en la localidad siria de Al-Latamina, en Hama, la banda terrorista Daesh mató a cuatro integrantes del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) y a dos miembros de los llamados cascos blancos, supuesta organización de socorro acusada de montar ataques químicos.

“La noche del 9 de octubre, en la zona de la localidad de Al-Latamina, un grupo armado de una de las unidades pro-Daesh atacó la base de un destacamento de la organización terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (encabezada por el Frente Al-Nusra); como consecuencia del enfrentamiento, murieron cuatro terroristas y dos miembros de la organización de los cascos blancos, y dos bombonas de cloro fueron robadas de la base”, precisó el jefe del citado centro ruso, Vladimir Sávchenko, según publican este miércoles medios rusos.

Agregó que los contenedores de químicos robados ya han sido trasladados al sur de la provincia de Alepo (norte) y están en manos de los terroristas del grupo Haras Al-Din, afiliado a Daesh.

La noche del 9 de octubre, en la zona de la localidad de Al-Latamina, un grupo armado de una de las unidades pro-Daesh atacó la base de un destacamento de la organización terrorista Hayat Tahrir Al-Sham (encabezada por Frente Al-Nusra); como consecuencia del enfrentamiento, murieron cuatro terroristas y dos miembros de la organización de los cascos blancos, y dos bombonas de cloro fueron robadas de la base”, precisó el jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria, Vladimir Sávchenko, 

 

Sávchenko acusó a los países occidentales de tramar, con la ayuda de grupos armados y terroristas, ataques con sustancias químicas para achacarlos al Ejército sirio, sin tener en cuenta la difícil situación en la zona de distensión de Idlib (noroeste).

Estas “acciones irresponsables”, subrayó el mando castrense ruso, han posibilitado que “los agentes químicos terminaran en manos de los terroristas del EIIL, cuyas acciones son imposibles de predecir”.

Las advertencias de Moscú han sido rechazadas por Washington y sus aliados y, en su lugar, acusan al Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, de preparar ataques químicos contra civiles.

El pasado septiembre, la saliente embajadora de EE.UU. ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, amenazó con volver a atacar Siria como lo hizo en dos oportunidades anteriores, en caso de que el Ejército sirio use armas químicas.

Damasco, cuyas armas químicas han sido destruidas por completo por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), insiste en que las acusaciones de Washington son meros pretextos para obstaculizar la inminente ofensiva de su Ejército en Idlib, donde están acantonados diversos grupos terroristas.

ncl/anz/tqi/mkh

Comentarios