• La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, en una entrevista en Moscú, 14 de marzo de 2018.
Publicada: viernes, 15 de junio de 2018 13:58

La Cancillería de Rusia tacha de “montaje” el último informe de la OPAQ, en el que acusa a Siria de usar armas químicas en la provincia occidental de Hama.

“Existen dudas sobre la credibilidad de las conclusiones de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) acerca del incidente químico de 2017 en la provincia siria de Hama”, ha señalado este viernes la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova.

La funcionaria reaccionaba así a un informe publicado el miércoles por la misión de investigación del ente, en el que se considera “muy probable” el uso de “gas sarín y cloro” como arma contra la población civil en ataques perpetrados el 24 y el 25 de marzo de 2017 en la localidad siria de Al-Latamina, en el norte de Hama.

A este respecto, Zajárova ha afirmado que el documento de la OPAQ “al parecer obedece órdenes” y es “un montaje”.

Existen dudas sobre la credibilidad de las conclusiones de la OPAQ (Organización para la Prohibición de las Armas Químicas) acerca del incidente químico de la provincia siria de Hama en 2017”, señala la portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajárova.

Según la vocera rusa, los métodos de la misión “aun están lejos de los requisitos necesarios para recopilar y analizar información sobre el presunto uso de sustancias venenosas” en el país árabe.

La investigación de la OPAQ, ha agregado, se basó en “ciertas pruebas materiales” suministradas por algunas organizaciones no gubernamentales anónimas que actúan en “los territorios controlados por los rebeldes”, hecho que, según Zajárova, “viola gravemente los principios básicos” del ente.

El pasado abril, también, Estados Unidos y sus aliados occidentales responsabilizaron al Ejército sirio de un supuesto ataque químico en la ciudad de Duma, en la región de Guta Oriental, donde dijeron que más de 40 personas habían muerto por asfixia. Damasco rechazó toda implicación.

So pretexto del presunto ataque de Duma, EE.UU., el Reino Unido y Francia lanzaron el 14 de abril una masiva agresión militar contra Siria, sin dar tiempo a que la OPAQ iniciase sus indagaciones sobre lo ocurrido.

El pasado 10 de mayo, el presidente de Siria, Bashar al-Asad, recordó que Damasco destruyó todo su arsenal químico en 2013, tal como confirmó la OPAQ.

fdd/mla/hgn/alg

Comentarios