• Soldados de Corea del Sur y EE.UU. participan en una maniobra conjunta en Pocheon, al noreste de Seúl, 26 de abril de 2017.
Publicada: sábado, 21 de abril de 2018 16:02
Actualizada: domingo, 22 de abril de 2018 1:59

Rusia, una vez conocida la decisión de Pyongyang de suspender las pruebas nucleares y de misiles, congratula a Corea del Norte por su contribución “a la paz”, e insta a EE.UU. y a Corea del Sur a cumplir con su propia responsabilidad y reducir sus actividades militares en la península coreana.

“Saludamos la declaración del presidente del Partido del Trabajo de Corea, Kim Jong-un, aprobada el 20 de abril mediante un decreto del pleno del Comité Central del Partido, de que Corea del Norte renuncia a las pruebas nucleares y de misiles a partir del 21 de abril”, reza un comunicado emitido este sábado por la Cancillería rusa.

El líder norcoreano anunció el viernes que su país ya no necesita ensayos nucleares ni pruebas de misiles balísticos intercontinentales, porque ya ha completado el proceso para obtener armas nucleares. “El sitio de pruebas nucleares en el área norte también ha completado su misión”, dijo Kim.

El anuncio, hecho de cara a la futura cumbre entre las dos Coreas y la cumbre Corea del Norte-EE.UU, ha tenido gran acogida a nivel internacional. Muchos consideran que la decisión de Kim es un “progreso significativo” para la desnuclearización de la península coreana.

Rusia, a su vez, en su comunicado, ha destacado que la medida “representa un paso importante hacia la ulterior distensión en la península de Corea que servirá para consolidar la tendencia de normalización en el noreste asiático”.

El ministerio de Exteriores de Rusia ha pedido a Washington y Seúl, implicados en la tensión de larga data en dicha península, que actúen “con reciprocidad para disminuir las actividades militares en la región y lleguen a unos acuerdos mutuamente aceptables con Corea del Norte en las futuras cumbres intercoreana y estadounidense-norcoreana”.

La decisión de Pyongyang para suspender las pruebas nucleares y de misiles representa un paso importante hacia la ulterior distensión en la península de Corea que servirá para consolidar la tendencia de normalización en el noreste asiático”, reza un comunicado emitido por la Cancillería rusa.

 

Rusia ha denunciado sistemáticamente las actividades militares de Washington, incluidas sus maniobras militares conjuntas con Seúl en la península coreana, y el controvertido despliegue del sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en suelo surcoreano. Para Moscú, tales medidas amenazan la paz y provocan a Pyongyang, y abocan finalmente a una “guerra regional” a gran escala.

La península, desde que las dos Coreas iniciaron a finales del año pasado conversaciones para normalizar sus relaciones, vive momentos de cierta tranquilidad. Las autoridades de Pyongyang aseguran que aceptarán la desnuclearización si se garantiza la seguridad de su país.

ftm/rba/nii/

Comentarios