• Rescatistas de emergencia trabajan en el sitio del accidente aéreo del avión An-148, que cayó a las afueras de Moscú (capital rusa), 13 de febrero de 2018.
Publicada: martes, 13 de febrero de 2018 18:31
Actualizada: miércoles, 14 de febrero de 2018 2:52

La comisión investigadora del accidente del avión An-148 en el que murieron las 71 personas que iban a bordo a las afueras de Moscú (capital de Rusia), afirman que los pilotos podrían haber recibido información incorrecta sobre la velocidad del vuelo a causa del congelamiento de los equipos.

Según reseña la agencia rusa de noticias RT, el Comité Interestatal de Aviación (CIEA, por sus siglas en inglés) ha dado este martes a conocer esta hipótesis tras descifrar la grabadora de datos de vuelo de las cajas negras del aparato, la segunda de las cuales fue recuperada el lunes.

El accidente “puede explicarse por datos incorrectos sobre la velocidad recibidos por los pilotos, lo que pudo aparentemente estar vinculado a la formación de hielo en las sondas (tubos Pitot), cuyo sistema de calefacción se encontraba apagado”, precisa el órgano de expertos.

Las sondas permiten a los pilotos controlar la velocidad de su aparato, un elemento crucial para su equilibrio en vuelo. Si estas sondas quedan atascadas a causa de la formación de hielo o por algún objeto, pueden brindar una velocidad incorrecta a los pilotos, lo que puede hacer caer al avión si este vuela demasiado lento o provocar problemas estructurales al aparato si lo hace demasiado rápido.

(El accidente) puede explicarse por datos incorrectos sobre la velocidad recibidos por los pilotos, lo que pudo aparentemente estar vinculado a la formación de hielo en las sondas, cuyo sistema de calefacción se encontraba apagado”, adelanta el Comité Interestatal de Aviación (CIEA, por sus siglas en inglés), que investiga el accidente del avión An-148 en Rusia.

En su informe, el CIEA indica que la discrepancia de datos de velocidad se manifestó dos minutos y medio después del despegue, a una altitud de 1300 metros, cuando la velocidad era de 470 kilómetros por hora.

El 11 de febrero, el avión An-148 de Saratov Airlines, que operaba el vuelo 6W703 de Moscú a Orsk, en la provincia de Oremburgo, salió del aeropuerto Domodédovo a las 14H21, hora local (11H21 GMT), y pocos minutos después desapareció de las pantallas de los radares. Las 71 personas que viajaban en el avión, 65 pasajeros y seis miembros de la tripulación, fallecieron.

Este accidente aéreo es el más grave ocurrido en Rusia desde el 25 de diciembre de 2016, cuando un Tu-154 se estrelló en el mar Negro, incidente en el que las 96 personas que iban a bordo de la aeronave murieron.

ncl/anz/ftn/rba

Comentarios