• Soldados estadounidenses durante una maniobra militar en el Este de Europa.
Publicada: martes, 26 de septiembre de 2017 8:43
Actualizada: martes, 26 de septiembre de 2017 9:14

La Embajada rusa en Washington tacha de ‘extremadamente alarmante’ y preocupante el manual publicado por el Pentágono sobre cómo derrotar a Rusia en una guerra.

“Es preocupante que el documento del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), destinado para uso interno, admita seriamente la posibilidad de enfrentamientos entre EE.UU. y las Fuerzas Armadas rusas”, afirmó el secretario de prensa de la Embajada rusa, Nikolái Lajonin.

En los últimos días ha aparecido en las redes sociales el Manual de Guerra de Nueva Generación de Rusia, un documento elaborado en diciembre de 2016 por el Ejército norteamericano, y que se puede descargar.

En declaraciones recogidas este martes por la agencia oficial rusa Interfax, Lajonin criticó tales especulaciones, aduciendo que un enfrentamiento militar entre Rusia y EE.UU. “es posible imaginarlo solo en un terrible delirio”.

Es preocupante que el documento del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), destinado para uso interno, admita seriamente la posibilidad de enfrentamientos entre EE.UU. y las Fuerzas Armadas rusas”, afirmó el secretario de prensa de la Embajada de Rusia en EE.UU., Nikolái Lajonin.

 

Para el funcionario ruso, el contenido de ese manual contrasta profundamente con el carácter constructivo de la reunión de la semana pasada entre el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Además ha citado la necesidad de una “cooperación pragmática en los desafíos claves en materia de seguridad de nuestros dos países y no la reproducción de historias de terror”.

Las relaciones entre Rusia y los países occidentales se enfriaron considerablemente por la crisis en Ucrania, iniciada en 2014, y los posteriores movimientos militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de Moscú en Europa del Este.

Las tensiones entre Washington y Moscú se agudizaron aun más con las medidas punitivas antirrusas adoptadas por el presidente norteamericano, Donald Trump, en las que el Kremlin dijo ver “muerta” la esperanza de una mejoría de los lazos bilaterales.

mjs/nii/

Comentarios