• Vídeo: Fragata británica escolta al ‘agujero negro’ de Rusia
Publicada: martes, 9 de mayo de 2017 1:20
Actualizada: martes, 9 de mayo de 2017 1:56

Una fragata británica detecta y escolta al Krasnodar, un submarino ruso apodado ‘agujero negro’ durante su paso por el canal de la Mancha rumbo al mar Negro.

El buque HMS Somerset de la Marina Real británica, tras descubrir al submarino diésel-eléctrico Krasnoda, que había partido del mar Báltico rumbo a la Flota rusa del mar Negro, lo escoltó durante varias millas náuticas cuando cruzaba el canal de la Mancha el pasado fin de semana.

Las imágenes captadas por la Marina Real británica muestran parte del recorrido en el que ambas naves de combate avanzan por el canal de la Mancha muy cercana una de la otra.

“La vigilancia del mar tanto en aguas territoriales y más allá de estas es la tarea principal de la Marina Real”, así indica el comandante del HMS Somerset,Tim Berry, en un comunicado publicado el lunes.

Además, subraya que una de las misiones de la Marina Real consiste en salvaguardar las costas del Reino Unido de las aproximaciones de cualquier buque de guerra extranjero y, en este caso en particular, escoltar un submarino ruso figura dentro de sus funciones.

El citado submarino perteneciente al proyecto 636 Varshavianka, botado en 2015 y su denominación "agujero negro" alude a la característica de ser casi indetectable, venía de realizar pruebas en la Flota del Báltico rusa.

La vigilancia del mar tanto en aguas territoriales y más allá de ellas es la tarea principal de la Marina Real”, así indica el comandante del HMS Somerset,Tim Berry, respecto a la realizada escolta marina a un submarino ruso.

 

Se espera que el sumergible arribe y se incorpore a la Flota del mar Negro rusa el próximo junio, según informa la agencia de noticias TASS.

Por su parte, el Ministerio de Defensa rusa señaló que en numerosas ocasiones los submarinos realizan operaciones de acuerdo con las reglas internacionales y no violan las fronteras acuáticas de otros países.

Con anterioridad, la Armada británica ha expresado su inquietud por el fuerte aumento de la actividad de buques de guerra rusos cerca de la frontera europea, en particular en el norte de Europa y el Báltico desde el final de la Guerra Fría.

El febrero pasado tuvo lugar otro episodio de similares características, solo que en este caso no fue marítimo sino aéreo, pues Londres informó que varios cazas Typhoon tuvieron que interceptar a dos bombarderos rusos Tupolev TU-160 Blackjack que habían estado sobrevolando "áreas de interés" del Reino Unido.

krd/ncl/mnz/hnb

Comentarios