• El ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu (dcha.), habla con su par iraní, Husein Dehqan, tras reunirse en Moscú (capital de Rusia), 16 de febrero de 2016.
Publicada: martes, 20 de diciembre de 2016 15:31
Actualizada: miércoles, 21 de diciembre de 2016 3:35

El ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, ha asegurado que Irán, Rusia y Turquía están dispuestos a ser garantes de la solución al conflicto en Siria.

“Estamos dispuestos a actuar como garantes y resolver conjuntamente los problemas acuciantes”, ha dicho este martes el titular ruso tras reunirse con sus pares de Irán y Turquía, Husein Dehqan y Fikri Isik, respectivamente, en Moscú (capital rusa).

El alto funcionario ruso ha informado, además, de que expertos iraníes, rusos y turcos están redactando, en estos momentos, una declaración que trazará las medidas urgentes para zanjar la solución al conflicto en Siria, documento que será aprobado por los ministros de Defensa y de Exteriores de los tres mencionados países.

Estamos dispuestos a actuar como garantes y resolver conjuntamente los problemas acuciantes”, señala el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu.

De acuerdo con Shoigu, el hecho de que el citado texto sea firmado por los funcionarios de alto nivel de Teherán, Moscú y Ankara pone de relieve la gran voluntad de sus respectivos Gobiernos para resolver la crisis en la que se encuentra Siria desde hace más de cinco años.

En su opinión, Irán, Rusia y Turquía tienen la capacidad de promover la situación en Siria, lo que no puede hacer la coalición liderada por EE.UU., que pretende luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe). “Ninguno de ellos tenía una influencia real en la situación sobre el terreno” en Siria, ha manifestado Shoigu, al recordar que “todos los intentos anteriores de acordar acciones por parte de EE.UU. o sus aliados estaban abocados al fracaso”.

 

Moscú acoge este martes las reuniones de los ministros de Defensa y de los jefes de la Diplomacia de Irán, Rusia y Turquía, las cuales se centran en el conflicto en Siria y en dar pasos concretos para normalizar la situación en este país árabe.

Se espera que estos encuentros den resultados tangibles dado el hecho de que Rusia e Irán apoyan al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, y tienen influencia en Damasco, mientras que Turquía, que comparte largas fronteras con Siria, respalda a los rebeldes que operan en el país árabe, además de que es parte de la llamada coalición anti-EIIL.

Los intentos internacionales para poner fin a la crisis en Siria no han sido fructíferos hasta el momento. A pesar de los avances del Ejército sirio ante los grupos terroristas, con el paso de los días se agrava la situación en el país árabe, engrosando así la cifra de las muertes, que ahora se sitúa en torno a las 400.000, de acuerdo con el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Staffan de Mistura.

zss/anz/snr/rba

Comentarios