• El vicecanciller de Rusia, Mijail Bogdanov.
Publicada: jueves, 17 de noviembre de 2016 16:05
Actualizada: jueves, 17 de noviembre de 2016 22:46

La Cancillería de Rusia comunica el inicio de contactos entre Moscú y la delegación del presidente electo de EE.UU., Donald Trump, sobre la crisis siria.

El anuncio lo ha hecho este jueves el vicecanciller ruso Mijail Bogdanov, que ha subrayado a continuación la esperanza de Rusia de que el mandato de Trump conlleve un nuevo enfoque en Washington sobre la solución de la crisis siria.

“Esperamos que aparezcan nuevos enfoques que permitan resolver estas cuestiones de forma más eficaz y mediante coordinación”, ha destacado el también enviado especial del presidente ruso, Vladimir Putin, para Oriente Medio y los países de África.

Esperamos que aparezcan nuevos enfoques que permitan resolver estas cuestiones de forma más eficaz y mediante coordinación”, ha afirmado el vicecanciller ruso Mijail Bogdanov.

Bogdanov ha calificado de “momento crucial” la llegada del equipo del presidente electo estadounidense y ha detallado que “ahora en Washington iniciamos contactos con aquellos que ayudarán al nuevo presidente”.

Tras calificar de imprescindible la necesidad de resolver de manera eficaz más de cinco años de crisis en Siria, el titular ruso ha considerado que el periodo de transición y el inicio de las actividades de la nueva Administración estadounidense, en el próximo mes de enero, son de importancia vital.

Según el diplomático, la Administración saliente de EE.UU. y la Administración nueva han de entender que “es imposible resolver los problemas sin Rusia”, y que, por su parte, el Gobierno de Moscú siempre ha estado dispuesto a dialogar.

 

Con respecto al encuentro programado para este jueves entre el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, y su par estadounidense, John Kerry, Bogdanov ha dicho esperar “una conversación importante y constructiva” entre ambos.

Estas afirmaciones del vicecanciller ruso se producen tres días después de que Putin y Trump acordaran mantener una “cooperación constructiva” entre ambas potencias basada en la igualdad, el respeto mutuo y la mutua consideración de los asuntos internos de la otra parte.

Hasta ahora, la presencia militar rusa en Siria, así como la decisión unilateral de EE.UU. de suspender sus diálogos con Rusia sobre la crisis en el país árabe, no han hecho más que tensar los nexos Moscú-Washington.

tas/mla/rba