• Sede de la Cancillería de Rusia en Moscú, la capital rusa.
Publicada: lunes, 3 de octubre de 2016 23:30

Estados Unidos hace todo, incluso pactar con los terroristas, para tratar de derrocar el Gobierno del presidente sirio Bashar al-Asad, según Rusia.

La Cancillería de Rusia, en una carta emitida este lunes a raíz de la decisión unilateral de Washington de suspender sus diálogos con Moscú sobre el caso sirio, asegura que Estados Unidos hace y hará todo lo que esté en su poder para derrocar a Al-Asad, aunque esto signifique aliarse con los terroristas.

“Nos estamos convenciendo de que, con el fin de conseguir un cambio de régimen en Damasco, Washington está preparado para pactar con el diablo, es decir, aliarse con conocidos terroristas que quieren implementar su reino brutal por medio de la fuerza”, se lee en la carta.

Nos estamos convenciendo de que, con el fin de conseguir un cambio de régimen en Damasco, Washington está preparado para pactar con el diablo, es decir, aliarse con conocidos terroristas que quieren implementar su reino brutal por medio de la fuerza”, se lee en la carta de la Cancillería rusa.

Además, Rusia asegura que la determinación de Estados Unidos de cortar las colaboraciones sobre Siria revela su incapacidad para cumplir con sus compromisos contraídos, lo que pone en duda la seriedad de Washington en la realización de sus obligaciones en cualquier otro acuerdo.

Del mismo modo, Rusia ha responsabilizado a Estados Unidos por los nuevos ataques terroristas en Siria. La acusación rusa se refiere a la reticencia de Washington a combatir al Frente Fath al-Sham (antiguamente conocido como el Frente Al-Nusra) como lo ha propuesto Moscú en los últimos días y durante las negociaciones Washington-Moscú.

 

"EE.UU. nunca presionó de forma real al Frente Al-Nusra, no hizo nada para distanciarse ni emprendió ningún tipo de acciones contra sus miembros, que seguían perpetrando ataques sangrientos. Washington también se oponía enérgicamente a que los frenáramos nosotros”, denuncia la carta.

Entre los mayores obstáculos que ha encarado la cooperación conjunta de EE.UU. y Rusia sobre Siria destaca la dificultad para diferenciar entre los llamados opositores moderados y el Frente Fath al-Sham y separar a los grupos armados ‘moderados’ de los terroristas; algo que nunca se pudo concretar debido a que la mayoría de los grupos moderados están en estrecha colaboración y participan en batallas al lado del Frente Fath al-Sham.

El Ministerio de Exteriores ruso ha advertido de que, considerando los últimos avances y acontecimientos en la provincia de Alepo (noroeste de Siria), el Frente Fath al-Sham está preparando una nueva ofensiva contra las fuerzas sirias. "Si como resultado de la decisión estadounidense Siria se convierte en objetivo de nuevos ataques terroristas, la culpa será de la Casa Blanca", precisa.

hgn/ncl/mep/hnb

Comentarios