• El representante de Rusia ante la ONU, Alexei Borodavkin.
Publicada: miércoles, 27 de julio de 2016 8:17
Actualizada: martes, 9 de mayo de 2017 14:24

El representante de Rusia ante la ONU, Alexei Borodavkin, afirmó el martes que EE.UU. no busca la salida del poder del presidente sirio, Bashar al-Asad.

"Sin duda Rusia sabe que Estados Unidos no busca la inmediata renuncia de Al-Asad del poder en Siria", aseguró Borodavkin en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Interfax.

A pesar de que EE.UU. ha cambiado su postura hacia el presidente sirio, y ha dejado de lado su pretensión de sacarle del poder inmediatamente como condición para zanjar la crisis en ese país, sin embargo, Washington sigue insistiendo que no hay futuro para Al-Asad en Siria, añadió el diplomático ruso.

Sin duda Rusia sabe que Estados Unidos no busca la renuncia inmediata de Al-Asad del poder en Siria", aseguró el representante de Rusia ante la ONU, Alexei Borodavkin 

Añadió que la declaración de la delegación saudí que pidió la inmediata renuncia de Al-Asad dio resultado adverso, ya que los países occidentales y de la región se dieron cuenta que la salida de Al-Asad del poder repetiría el escenario de Libia e Irak en Siria.

EE.UU. y sus aliados, en particular Arabia Saudí, condicionan el fin de la crisis siria a la salida del poder del presidente de Siria, y en este sentido no escatiman esfuerzo para lograr sus objetivos, incluso ofreció soborno a Moscú para tal fin.

 

El pasado viernes, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, dejó claro que nadie, excepto los sirios, puede decidir el futuro del presidente Al-Asad, argumentando que por el momento nadie puede garantizar que una Siria sin Al-Asad no se convertirá en otro Irak o Libia.

Desde su inicio en 2011, la crisis siria —protagonizada por varios grupos terroristas apoyados por ciertos países regionales y occidentales— se ha cobrado la vida de más de 270.000 personas, de acuerdo con las estadísticas del opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, capital británica. Y más de 400.000 muertos, tal como estima el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

mkh/ktg/msf

Comentarios