• El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.
Publicada: martes, 31 de mayo de 2016 21:21
Actualizada: jueves, 16 de marzo de 2017 10:35

Rusia ha tachado de inaceptable la presencia de tropas turcas en Irak y ha exigido su retirada, también critica que el Occidente haga caso omiso de las actividades de Turquía.

"Exigimos que Turquía retire sus tropas del territorio iraquí, donde se encuentran, según indicó el ex primer ministro (turco, Ahmet) Davutoglu, para 'fortalecer' la soberanía de Irak", ha dicho este martes el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, en una entrevista con el diario digital Komsomolskaya Pravda.

Exigimos que Turquía retire sus tropas del territorio iraquí, donde se encuentran, según indicó el ex primer ministro (turco, Ahmet) Davutoglu, para 'fortalecer' la soberanía de Irak", ha declarado el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov.

Lavrov ha calificado las acciones de Turquía en este sentido de "absolutamente inadmisibles" y advierte de que, en realidad, lo que Ankara busca en Irak es la realización de sus "aspiraciones neo-otomanas" y alcanzar unos determinados objetivos económicos.

"(Los turcos) cuentan con poner un pie allí de cualquier manera y esperar a una batalla por (la liberación de) Mosul para reclamar los campos (de petróleo)", ha enfatizado, para luego asegurar que Moscú continuará exigiendo que Turquía deje de provocar el caos en el país árabe, sobre todo, en contra de los kurdos.

 

En diciembre de 2015, las tropas turcas entraron en la provincia iraquí de Nínive, en las proximidades de la ciudad de Mosul (ocupada por el grupo terrorista del EIIL desde 2014), con el pretexto de luchar contra el grupo takfirí y adiestrar a las fuerzas iraquíes. Bagdad criticó la operación con dureza y la tachó de violación a la soberanía de su país.

Lavrov también ha denunciado que los países occidentales y los aliados de Turquía en la OTAN no prestan la debida atención a las acciones turcas en la región, solo porque este país forma parte de la Alianza. ¿Qué tipo de política es que si usted es miembro de la OTAN, pueda hacer lo que quiera?, ha señalado, poniendo como ejemplo la indiferencia de este organismo ante las constantes violaciones de Turquía del espacio aéreo de Chipre, país que no pertenece a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Se ha referido también a las relaciones turco-rusas, tensas desde hace meses, en concreto tras el derribo de un caza Su-24 ruso por un caza turco, y asegura Moscú no piensa tomar la iniciativa para normalizar las relaciones con Ankara.

En cambio, ha asegurado Lavrov, Rusia sí estaría dispuesta a tener en cuenta los llamamientos de los turcos, que, de hecho, "sufren mucho” y tratan por ello y "mediante distintas vías ocultas, reptar hacia nosotros y ofrecer crear comités" de trabajo conjunto para la normalización de las relaciones.

snr/nii/