• El embajador ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vitali Churkin.
Publicada: jueves, 26 de mayo de 2016 8:22
Actualizada: jueves, 26 de mayo de 2016 16:17

Rusia vuelve a acusar a Turquía de apoyar a los terroristas, afirmando que el país euroasiático suministra sustancias explosivas al EIIL (Daesh, en árabe).

El embajador ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vitali Churkin, ha denunciado, en una misiva dirigida al secretario general de este organismo, Ban Ki-moon, difundida el miércoles, que esos materiales “son utilizados ampliamente para perpetrar actos terroristas”.

Churkin recordó que el análisis de los componentes químicos de los artefactos explosivos improvisados confiscados en la ciudad norteña iraquí de Tikrit y en la ciudad de Kobani (norte de Siria) muestra que “o han sido fabricados en Turquía o entregados a este país sin el derecho de reexportación”.

Estos hechos demuestran que las autoridades turcas están involucradas, de manera voluntaria, en las prácticas del EIIL, al facilitar el acceso a las sustancias para la fabricación de artefactos explosivos improvisados", afirma el embajador ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vitali Churkin

Artefactos explosivos improvisados del EIIL confiscados en Irak.

 

En concreto, el diplomático ruso acusó a cinco empresas turcas de proveer al grupo ultraradical nitrato de amonio, peróxido de hidrógeno, aluminio en polvo y otras sustancias producidas por compañías turcas o extranjeras.

Otro rasgo notable de los artefactos explosivos del EIIL, agregó, es el uso de piezas fabricadas en EE.UU., Suiza o por compañías suecas. “Cordones explosivos manufacturados en terceros países han sido ilegalmente revendidos a los miembros del EIIL a través de Turquía”, subrayó.

"Estos hechos demuestran que las autoridades turcas están involucradas, de manera voluntaria, en las prácticas del EIIL, al facilitar el acceso a las sustancias para la fabricación de artefactos explosivos improvisados”, denunció.

Desde el estallido del conflicto sirio en 2011, Turquía, un firme adversario del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, ha sido acusada en repetidas ocasiones de entrenar, armar y facilitar el paso de terroristas al país árabe, además de comprar el crudo robado por el EIIL.

mjs/anz/msf

Comentarios