• El presidente ruso, Vladimir Putin, habla a la canciller alemana, Angela Merkel, en una ceremonia de conmemoración del Desembarco de Normandía, en Ouistreham (norte de Francia)
Publicada: jueves, 19 de marzo de 2015 2:06

Rusia ha elaborado una lista de más de 200 personas que se han destacado por sus posturas antirrusas para denegarles visados de entrada, en respuesta a listados semejantes presentados por la Unión Europea (UE) y los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El país individual con mayor número de personas en la lista negra es, sin embargo, Estados Unidos, con más de 60 de sus ciudadanos.

Según el informe publicado por el diario ruso Izvestia, la Cancillería del Kremlin ha declinado ofrecer las identidades de las personas sancionadas. Sí ha aclarado que la mayoría son políticos, funcionarios y figuras públicas de la UE.

El país individual con mayor número de personas en la lista negra es, sin embargo, Estados Unidos, con más de 60 de sus ciudadanos. Del resto de países, hay por lo general entre 10 y 20 personas que no podrán penetrar, de momento, en territorio ruso.

El número de los sancionados, precisa la fuente del periódico ruso, es idéntico al de los incluidos en las listas negras occidentales. La “contralista” rusa podrá “ampliarse simétricamente” en caso de que se haga lo propio con las del bloque liderado por Washington.

No obstante, la lista rusa no contiene el nombre de ningún empresario occidental, por estimar Moscú que “los empresarios se dedican a los negocios y por lo general no son responsables de las actitudes políticas de sus gobiernos”, siempre, según la fuente, que Izvestia presenta como próxima al presidente ruso, Vladímir Putin.  

Además, esta fuente recalca que el Gobierno ruso no busca reincidir en una serie interminable de sanciones y contrasanciones, pero no dejará de adoptar medidas recíprocas si lo hacen los occidentales.

Informa Izvestia además de que el Kremlin ha dirigido instrucciones a las embajadas rusas para que elaboren listados de personas no rusas que, disponiendo de activos en Rusia, hagan gala de rusofobia.

mla/anz/rba

Comentarios