• El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov (derecha), recibe a su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, en Moscú, capital de Rusia, 23 de marzo de 2016.
Publicada: miércoles, 23 de marzo de 2016 9:18

La Cancillería rusa pide a los países europeos que abandonen sus “juegos geopolíticos” para la creación de un frente común contra las amenazas terroristas.

(Moscú espera que) ante una horrible amenaza del terrorismo que sucedió en Bélgica, los europeos (...) dejen de lado juegos geopolíticos y unan los esfuerzos para impedir que los terroristas actúen en nuestro continente común”, ha aseverado este miércoles el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Con estas palabras el jefe de la Diplomacia rusa se ha referido a los atentados que golpearon el martes el aeropuerto internacional de Zaventem y la estación de metro de Maelbeek, en la capital belga de Bruselas.

Moscú espera que ante una horrible amenaza del terrorismo que sucedió en Bélgica, los europeos (...) dejen de lado juegos geopolíticos y unan los esfuerzos para impedir que los terroristas actúen en nuestro continente común”, señala el canciller ruso, Serguei Lavrov.

 

Según el titular ruso, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), puede desempeñar un rol importante en la lucha contra el terrorismo, mientras siguen congeladas las relaciones de la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) con Rusia.

Lavrov ha hecho estas declaraciones antes de reunirse en Moscú (capital rusa) con su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, con quien abordará cuestiones como la solución al conflicto ucraniano y el proceso de paz en Siria.

“Espero con interés un diálogo constructivo”, ha adelantado Lavrov, explicando que además tratará con su par germano la prevención del terrorismo en Europa.

Los atentados de Bruselas se saldaron, según medios locales, con al menos 34 muertos y más de 200 heridos. El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), se responsabilizó de los atentados, amenazando con causar más “días negros” y ataques similares en las capitales de los países occidentales.

Condenando los ataques, el Ministerio ruso de Exteriores achacó el mismo martes estos atentados a las políticas de “doble estándar” de Occidente y los intentos de países occidentales para “cambiar desde fuera regímenes o políticas”.

mjs/ktg/nal

Comentarios