• El canciller ruso, Serguei Lavrov.
Publicada: jueves, 3 de marzo de 2016 9:45
Actualizada: jueves, 21 de septiembre de 2017 7:44

Rusia, pese a las acusaciones del Occidente, no lucha contra el orden mundial ni busca enfrentarse con los países occidentales, asegura el canciller ruso, Serguei Lavrov.

"Rusia no está luchando contra nadie, sino que soluciona los problemas sobre una base de igualdad", ha afirmado Lavrov en su artículo titulado 'Perspectivas históricas de la política exterior de Rusia' publicado este jueves en la página web rusa Global Affairs.

El jefe de la Diplomacia rusa ha recordado que los mismos que acusan a Moscú de buscar enfrentamientos y ser hostil están utilizando todos los instrumentos y medios a su disposición para aplicar presiones y sanciones contra países, como Rusia, y de este modo mantener su dominación y liderazgo global, un objetivo contrario a las políticas rusas.

Ha recordado también que estos mismos países, que se autoproclaman paladines de la democracia, son los mismos que bombardearon la antigua Yugoslavia en 1999 y derrocaron al exdictador libio Muamar Gadafi durante una intervención militar en 2011.

Rusia no está luchando contra nadie, sino que soluciona los problemas sobre una base de igualdad", ha afirmado el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Bombardeos efectuados por parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre la antigua Yugoslavia en 1999.

 

"Acaso fuimos nosotros los que bombardeamos la extinta Yugoslavia en 1999, violando la Carta de la ONU y la Declaración de Helsinki; acaso fue Rusia la que invadió Irak en 2003, burlándose de las normas internacionales, o la que manipuló una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) para usar la fuerza y derrocar a Muamar Gadafi en Libia en 2011. Estos no son los únicos ejemplos", ha dicho.

En otra parte de su artículo, el jefe de la Diplomacia ruso ha invitado al Occidente a apostar por las vías pacificas y el diálogo para resolver los conflictos, evitar la fuerza e intervenciones de terceros en los asuntos internos de otros y seguir el ejemplo de la solución dialogada que puso fin a la disputa sobre el programa de energía nuclear iraní.

Lavrov ha señalado a la cooperación honesta entre los países del mundo como otro factor en las soluciones que buscan acabar con los problemas que encara el mundo en la actualidad.

La crisis de Ucrania iniciada en abril de 2014 y la incorporación de la península de Crimea al territorio ruso han agravado las tensiones entre Rusia y Estados Unidos y los aliados de este último en Europa, lo que ha generado la imposición de sanciones contra Rusia bajo el pretexto de la presunta injerencia del Kremlin en los enfrentamientos.

Por su parte, Rusia rechaza las acusaciones y, en represalia, ha adoptado medidas punitivas contra los sancionadores.

hgn/ncl/msf

Comentarios