• Ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov
Publicada: martes, 17 de febrero de 2015 0:00
Actualizada: lunes, 13 de abril de 2015 4:10

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, ha criticado a las medidas de la Unión Europea (UE) de ampliar las sanciones contra su país y las ha tachado de “inconsistentes e ilógicas”.

En la nueva lista negra se encuentran los nombres de dos viceministros de Defensa, Arkadi Bajin y Anatoli Antonov, y el jefe adjunto del Estado Mayor ruso, Andrei Kartapolov. Los sancionados no pueden entrar al territorio de la UE y sus cuentas bancarias en esta zona han sido bloqueadas.

“Las medidas eran particularmente absurdas”, ha señalado el canciller ruso en alusión al nuevo paquete de sanciones antirrusas anunciado por el bloque europeo, a pesar de que Rusia ha participado en la reciente reunión de Minsk (capital bielorrusa) que determinó el alto el fuego en el conflicto de Ucrania.

En la nueva lista negra se encuentran los nombres de dos viceministros de Defensa, Arkadi Bajin y Anatoli Antonov, y el jefe adjunto del Estado Mayor ruso, Andrei Kartapolov. Los sancionados no pueden entrar al territorio de la UE y sus cuentas bancarias en esta zona han sido bloqueadas.

Sobre la decisión de los Veintiocho, el vicepresidente ruso de la Duma (Parlamento), Iván Mélnikov, ha considerado que las sanciones tienen como objetivo mantener viva la crisis que sufre la parte oriental de Ucrania.

"Es extraño que las nuevas sanciones fueran impuestas tras los acuerdos de Minsk y terminadas las acciones armadas, lo que significa que muchas fuerzas políticas quieren que continúen las tensiones en el este de Ucrania", ha evaluado el parlamentario ruso.

A pesar de la tregua en Ucrania, se suma al aumento de las sanciones de la UE contra Rusia, la decisión del Gobierno de Francia de poner fuera de agenda la entrega de dos navíos de guerra a Moscú (tipo Mistral) que había prometido venderle en junio de 2011.  

El domingo a media noche, hora local, comenzó el protocolo de alto el fuego auspiciado por Rusia, Alemania, Francia y Ucrania, que prevé la retirada del armamento pesado, el canje de prisioneros y una reforma constitucional para descentralizar el poder en Ucrania. Asimismo, el Gobierno de Kiev garantiza un estatus especial para algunas regiones del este de Ucrania.

msm/ncl/hnb