• El embajador ruso ante la OTAN, Alexandr Grushkó.
Publicada: martes, 9 de febrero de 2016 0:45
Actualizada: martes, 9 de febrero de 2016 1:06

La OTAN se ha perjudicado así misma al congelar sus cooperaciones con Rusia en el marco del Consejo Rusia-OTAN, ha asegurado este lunes un funcionario ruso.

"Rusia no abandonó el dialogo, fue la decisión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Además, pienso que muchos se dan cuenta de que la OTAN en realidad se disparó a si misma al romper la cooperación práctica en ámbitos de intereses comunes" con Rusia, ha declarado el embajador ruso ante la OTAN, Alexandr Grushkó, durante una entrevista con el canal de televisión Rossiya 24.

Rusia no abandonó el dialogo, fue la decisión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Además, pienso que muchos se dan cuenta de que la OTAN en realidad se disparó a si misma al romper la cooperación práctica en ámbitos de intereses comunes", con Rusia, ha aseverado el embajador ruso ante la OTAN, Alexandr Grushkó.

Ha mencionado también que el fracaso de las medidas de la Alianza Atlántica se puede ver en la ola de refugiados que ha entrado en el continente europeo y en los avances de Rusia en Oriente Medio.

Grushkó ha precisado que la OTAN, al detener el proyecto del entrenamiento conjunto de los efectivos antidrogas para Afganistán, puso en peligro tanto la seguridad de Rusia como de toda Europa.

En cuanto a la posibilidad de que la OTAN y Rusia reanuden sus conversaciones, el diplomático ruso ha dicho que la Alianza tiene que cambiar su política porque es “imposible” dialogar cuando la OTAN acusa a Moscú de ser una “amenaza” para la seguridad.

“Ahora es difícil de hacerlo porque lo que hicimos en el marco del Consejo Rusia - OTAN se realiza en otros formatos y Rusia no sufre por falta de socios”, ha señalado.

En otra parte de sus declaraciones, ha advertido de que la OTAN recibirá una respuesta técnico-militar de Moscú si despliega sus fuerzas cerca de las fronteras rusas. “Rusia no pondrá en peligro sus intereses de seguridad”, ha concluido.

Cabe recordar que fue tras la anexión de Crimea a Rusia en 2014 y el estallido del conflicto en el este de Ucrania cuando las relaciones entre Rusia y el Occidente, y en especial EE.UU., empeoraron drásticamente. La OTAN ha aumentado significativamente su presencia militar a lo largo de las fronteras de Rusia, en particular en los países bálticos y en Europa del Este. 

Por su parte, Rusia considera la expansión de la OTAN hacia sus fronteras como una amenaza a la seguridad de su territorio dentro de la nueva estrategia de seguridad nacional.

fdd/ncl/hnb

Comentarios