• El canciller saudí, Adel al-Yubeir.
Publicada: domingo, 1 de noviembre de 2015 17:47

Un diplomático iraní de alto rango ha censurado las continuas acusaciones antiraníes del canciller saudí, Adel al-Yubeir, advirtiendo que la paciencia de Irán tiene un límite.

"Advertimos a Adel al-Yubeir que no ponga a prueba la paciencia de la República Islámica de Irán", ha alertado este domingo el viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian.

Advertimos a Adel al-Yubeir que no ponga a prueba la paciencia de la República Islámica de Irán", alerta el viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian.

El sábado, Al-Yubeir aconsejó al país persa que utilice los fondos que consigue tras la implementación de su acuerdo nuclear con el Grupo 5+1 para impulsar su economía en lugar de las “políticas hostiles”, haciendo referencia en especial a Baréin y Arabia Saudí.

También alegó que ahora “la pelota está en la cancha de Irán”, además de pedir al país persa “mostrar su buena voluntad y dejar de intervenir en los asuntos internos de sus vecinos”.

El viceministro iraní de Exteriores para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian.

 

“En vez de acusaciones y la proyección, el ministro de Exteriores saudí (…) tiene que abandonar sus apoyos abiertos y secretos a los terroristas en Yemen, Irak y Siria y no convertir a los pequeños países como Baréin en víctima de sus políticas erróneas”, ha recalcado Amir Abdolahian.

Además, ha llamado a las autoridades saudíes a asumir responsabilidades por la trágica estampida ocurrida el pasado mes de septiembre durante los rituales del Hach en Arabia Saudí, saldada con miles de muertos y heridos.

“Teherán nunca se ha opuesto a (mantener) una relación normal con Arabia Saudí”, ha insistido el vicecanciller iraní, para después subrayar que “desde el inicio del mandato de [el presidente iraní, Hasan] Rohani, la pelota está en la cancha saudí, pero no está claro quién es el que toma las decisiones en Arabia Saudí”.

El mes pasado, el jefe de la Diplomacia saudí, en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, acusó a Teherán de inmiscuirse en asuntos internos de los países de la región.

En respuesta, la Cancillería de Irán, al tachar de “despreciables” y “arrogantes” estas declaraciones, señaló que Al-Yubeir carece de competencia moral para hablar del papel regional de Irán.

rba/ktg/mrk

Comentarios