• Marzie Afjam, portavoz de la Cancillería de Irán.
Publicada: viernes, 11 de septiembre de 2015 19:21
Actualizada: sábado, 12 de septiembre de 2015 4:00

La portavoz de la Cancillería iraní ha declarado que el mundo se sentirá más seguro si Estados Unidos, deja de lado su postura política avasallante e invita a sus aliados a adoptar similar posición.

“El mundo será sin duda más seguro cuando el Gobierno de EE.UU. abandone su comportamiento intimidante e impida que sus aliados anden librando guerras y desestabilizaciones”, ha afirmado este viernes la portavoz de la Cancillería iraní, Marzie Afjam

Se trata de unas declaraciones hechas en respuesta a un comunicado emitido el jueves por el presidente estadounidense, Barack Obama, quien celebró que en el Senado no haya prosperado el rechazo al acuerdo nuclear con Irán.

El mundo ya sabe que la fuente y la raíz de la inseguridad e inestabilidad en nuestra región, son el régimen sionista (de Israel) y sus políticas provocativas (…), y el Ejecutivo estadounidense será cómplice de los crímenes de ese régimen siempre y cuando lo apoye”, ha dicho la portavoz de la Cancillería iraní, Marzie Afjam.

"Esta votación es una victoria de la diplomacia, para la seguridad nacional de Estados Unidos y la seguridad del mundo", dijo Obama al tiempo que prometió seguir trabajando para que se impida que Irán pueda acceder a armas nucleares, una acusación que rechaza siempre Irán.

Presidente de EE.UU. Barack Obama.

 

La diplomática persa ha subrayado que Irán es el eje de la estabilidad y la seguridad de la región y que “el mundo ya sabe que la fuente y la raíz de la inseguridad e inestabilidad en nuestra región, son el régimen sionista (de Israel) y sus políticas provocativas (…), y el Ejecutivo estadounidense será cómplice de los crímenes de ese régimen siempre y cuando lo apoye”.

Para Afjam, los movimientos políticos de EE.UU. en la región, su venta de armamentos avanzados y su apoyo a los autores de la agresión a Palestina, Siria, Irak y Yemen, son claros ejemplos de las actividades desestabilizadoras de Washington en la región.

“El presidente de EE.UU. busca evadir la realidad de que el fracaso de su política de presión y embargos contra Irán obligó a Washington a entrar en diálogo (con Teherán)”, ha afirmado Afjam, haciendo referencia a la idea de la Casa Blanca basada en que las sanciones de Occidente llevaron a Irán a la mesa del diálogo con el Grupo 5+1 y que el reciente consenso nuclear logrado en Viena (Austria), frenó los esfuerzos de Teherán para construir bombas atómicas.

Uno de los principales logros cosechados, ha agregado, durante el curso de los diálogos nucleares fue “acabar con una crisis artificial diseñada por motivaciones políticas contra la República Islámica de Irán”.

“Admitiendo el fracaso del régimen de sanciones (antiraníes), el Gobierno de EE.UU. se vio obligado a retroceder en su principal demanda en las conversaciones. Por fin aceptó la retirada de los embargos, y reconoció el derecho de Irán a enriquecer uranio”, ha sostenido.

Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) llegaron a un consenso el pasado 14 de julio sobre el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), el cual busca eliminar las sanciones a cambio de algunas restricciones al programa de energía nuclear de Teherán.

Irán afirma que como miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y signatario del Tratado de No Proliferación (TNP), tiene legítimo derecho a adquirir y desarrollar energía nuclear con fines pacíficos.

ftm/ktg/mrk/msf