• La ministra emiratí de Estado para Cooperación Internacional, Reem Ebrahim al-Hashimi, habla ante la ONU, 26 de septiembre de 2022.
Publicada: jueves, 29 de septiembre de 2022 7:25

Irán advierte ante la ONU a Emiratos que reclamar las tres islas iraníes del Golfo Pérsico equivale a atacar la integridad territorial de la República Islámica.

En un comunicado que se leyó al final de la 77.ª reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), la delegación iraní respondió de manera categórica a las declaraciones polémicas de la ministra emiratí de Estado para Cooperación Internacional, Reem Ebrahim al-Hashimi, quien durante su discurso ante el organismo mundial alegó que su país tiene “derecho legítimo” respecto a la soberanía de Bu Musa, Tonb Mayor y Tonb Menor, acusando a Irán de ocupar dichas islas.

“Las acusaciones de la funcionaria emiratí y la repetición de afirmaciones infundadas sobre las islas iraníes en el Golfo Pérsico equivalen a un ataque a la integridad territorial de Irán”, se lee en el documento presentado por el país persa.

La misión iraní aseveró que Teherán considera tales comentarios “irresponsables” como una intervención en sus asuntos internos y una violación de los principios fundamentales del derecho internacional, incluido el principio de buena vecindad.

 

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU), así como Baréin tienen disputas territoriales sobre las islas iraníes Bu Musa, Tonb Mayor y Tonb Menor, e incluso han realizado intentos, en vano hasta el momento, para reclamar su soberanía.

Sin embargo, Teherán ha rechazado en reiteradas ocasiones tales infundios respecto a la soberanía de los territorios en cuestión y ha subrayado que su pertenencia a Irán se asienta en una realidad histórica irrefutable, como demuestran los documentos históricos que se remontan al siglo XVIII, la época en que los Emiratos Árabes Unidos aún no se habían establecido.

Irán asegura que las acusaciones sin fundamentos del país árabe no cambian ni la situación jurídica ni la realidad histórica existente, por lo que esos territorios son parte inseparable del país persa.

Al mismo tiempo que asegura su soberanía a las islas, la República Islámica ha buscado constantemente llevar una política de amistad con todos sus vecinos, incluidos los EAU, y ha expresado su voluntad de preservar y fortalecer sus relaciones con ellos.

tmv/mrg