• Disturbios en una calle de Teherán, capital de Irán, 21 de septiembre de 2022.
Publicada: domingo, 25 de septiembre de 2022 1:31

Una docena de sucursales bancarias fueron destruidas casi por completo por alborotadores durante los violentos disturbios en Irán, anuncia un funcionario bancario.

En los últimos cuatro días, aprovechándose de la muerte de la joven Mahsa Amini, alborotadores han atentado contra el orden público, provocando disturbios, incendios en varias mezquitas, agresión contra las fuerzas de seguridad y destrozos parciales y totales en propiedades públicas y privadas.

Alireza Qeytasi, quien dirige el Consejo de Coordinación de Bancos del Gobierno de Irán, dijo el sábado que las propiedades de un total de 240 bancos estatales en todo el país se vieron dañadas por los disturbios. En este sentido, indicó que los alborotadores han destruido las cámaras de seguridad en 134 sucursales bancarias, y agregó que unos 219 cajeros automáticos (ATM) han resultado dañados durante los disturbios.

En este sentido, agregó que 12 sucursales bancarias fueron casi completamente destruidas, detallando que en nivel de daños en 5 de estos es entre 90 y 100 por ciento y en el resto, más de 70 por ciento.

Asimismo, anunció que durante este período se produjeron daños menores en otras 11 sucursales bancarias; mientras que las propiedades de dos sucursales bancarias fueron robadas.

Sin embargo, aún no se han publicado información oficial sobre los daños infligidos a los bancos privados por los recientes actos vandálicos.

 

Desde el primer día de la muerte repentina de Mahsa, las autoridades de alto rango de Irán, incluido el presidente del país, Seyed Ebrahim Raisi, el ministro del Interior, Ahmad Vahidi; el presidente del Poder Judicial, Qolam-Husein Mohseni Eyei; el fiscal general de Teherán, Ali Alqasi Mehr; miembros del Parlamento, así como la Policía, han asegurado que el caso está bajo un seguimiento serio y todos los aspectos del incidente están siendo investigados minuciosamente.

Esto mientras que los medios de comunicación occidentales intentan culpar a los agentes de policía de la muerte de Mahsa buscando desatar la ira contra el Sistema de la República Islámica de Irán, haciendo todo lo que posible para manipular la información hasta realizar montajes de vídeos, en busca de exacerbar a la ciudadanía a salir a las calles a protestar.

sre/rba