• Cuatro diplomáticos iraníes secuestrados en 1982 cuando estaban de misión en Beirut, capital de El Líbano.
Publicada: martes, 5 de julio de 2022 18:03

Irán insta a la ONU y los órganos pro derechos humanos a investigar el rapto de sus cuatro diplomáticos en El Líbano en 1982 y castigar a autores de este crimen.

A través de un comunicado emitido este martes con ocasión del 40.º aniversario de este suceso, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán ha precisado que continuaría con los esfuerzos serios para determinar el destino de los cuatro diplomáticos secuestrados.

La República Islámica de Irán espera que todos los organismos pro derechos humanos y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomen las medidas necesarias a través de los mecanismos apropiados para obligar a los sionistas a tener la máxima cooperación para aclarar el destino de nuestros queridos diplomáticos y allanar el camino para el castigo de los autores de este crimen y los violadores de la ley diplomática”, se lee en el texto.

La Cancillería iraní ha remarcado que lo ocurrido en 1982 fue una violación flagrante de la Convención de Viena (1961) sobre inmunidades diplomáticas y ha agregado que la República Islámica cree que el régimen israelí y sus aliados “tienen plena responsabilidad legal y política” por el secuestro de los cuatro diplomáticos iraníes.

 

En este contexto, ha criticado la falta de cooperación adecuada de la comunidad internacional y los organismos pro derechos humanos para determinar el destino de los secuestrados.

El 4 de julio de 1982, cuatro diplomáticos iraníes, Seyed Mohsen Musavi, encargado de negocios; Ahmad Motevaselian, agregado militar de la embajada iraní en El Líbano; Kazem Ajavan, periodista de la agencia iraní de noticias IRNA; y Taqi Rastegar, asesor técnico de la embajada, fueron secuestrados cuando estaban de misión en Beirut (capital libanesa).

La República Islámica ha afirmado en reiteradas ocasiones que existen evidencias documentadas que prueban que los diplomáticos en cuestión fueron entregados a las fuerzas israelíes y luego enviados a cárceles en los territorios ocupados.  

Las últimas noticias que se tienen al respecto datan de junio de 2008, cuando el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) recibió un informe en el que se afirmaba que los diplomáticos estaban aún vivos y presos en cárceles israelíes.

El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, denunció en 2016 que Israel mantiene secuestrados a dichos diplomáticos iraníes.

msm/rba