• El embajador de Irán ante las Naciones Unidas, Mayid Tajt Ravanchi, habla con la prensa en Nueva York, 24 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 25 de enero de 2022 2:11

Irán hace énfasis en que las sanciones unilaterales de EE.UU. han impedido que el país pueda pagar sus contribuciones a la ONU a tiempo.

“Siempre hemos pagado a tiempo nuestras contribuciones a la ONU, lamentablemente, durante los últimos dos años, eso no ha sido posible porque, como dije, debido a las sanciones de Estados Unidos no pudimos hacerlo a tiempo”, ha recalcado este lunes el representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi, en una entrevista exclusiva con la cadena Press TV.

El diplomático ha resaltado que “Irán, como miembro activo de las Naciones Unidas, es consciente del hecho de que tiene responsabilidades y derechos” y está atento a ello.

Tajt Ravanchi también ha confirmado que el derecho de Irán a votar en la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) se restableció después de que se pagaron las cuotas de membresía a la ONU, y ha realizado explicaciones al respecto. “El año pasado, tomó algunos meses pagar. Este año ha llevado algunas semanas, pero finalmente arreglamos las cosas necesarias y lo logramos”.

El sábado, el representante iraní informó que el país persa recuperará este lunes su derecho al voto en el organismo internacional después de que los atrasos del país se pagaron al organismo internacional.

El pago se realizó el viernes a través de los 18 millones de dólares de activos iraníes que descongeló Corea del Sur y luego de que Teherán hiciera una “solicitud de emergencia” a Seúl, según informó el domingo el Ministerio surcoreano de Finanzas. 

Corea del Sur ha estado reteniendo aproximadamente 8500 millones de dólares de los ingresos petroleros iraníes, bajo el eslogan de acatar las sanciones de EE.UU. después de que el expresidente estadounidense Donald Trump retiró a su país del acuerdo nuclear en 2018 y reimpusiera las sanciones que había levantado contra Irán instrumentalizando la política de “máxima presión”.

Estas sanciones de EE.UU. que abarcan una amplia gama de los ámbitos, hacen imposible que Irán pueda tener interacciones financieras y bancarias, incluso acceda a medicamentos y equipos médicos que salvan vidas.

tmv/ctl/hnb