• El noveno avión iraní con ayuda humanitaria en el aeropuerto de Kandahar, sur de Afganistán, 18 de octubre de 2021. (Fuente: IRNA)
Publicada: lunes, 18 de octubre de 2021 18:35

Irán sigue solidarizándose con los afectados en un reciente ataque terrorista en la ciudad afgana de Kandahar, donde ha llegado otro lote de su ayuda humanitaria.

La embajada de la República Islámica de Irán en Kabul (capital de Afganistán) informó el lunes del arribo a Kandahar (sur) del noveno cargamento de ayuda humanitaria, que incluye mantas, ropa abrigada y otros equipos necesarios para el clima frío.

Desde los atentados terroristas en Kandahar y Kunduz, Irán ha enviados varios lotes de ayuda humanitaria, compuesto por medicamentos y suministros de salud para abastecer las necesidades de los familiares de las víctimas y heridos de estos actos terroristas.

Asimismo, los heridos en el reciente ataque terrorista contra la mezquita chi en Kandahar están siendo trasladados a Irán para ser tratados en hospitales equipados del país persa.

 

El 8 de octubre se produjo una explosión durante la oración del mediodía en una mezquita chií en el distrito de Jan Abad, en la provincia de Kunduz, dejando más de 150 muertos y cientos de heridos. Las víctimas eran todos chiíes hazara, el tercer grupo étnico más grande de Afganistán.

La rama afgana de Daesh se atribuyó la responsabilidad del ataque contra la mezquita. La minoría musulmana chií, que representan el 20 % de la población afgana, es a menudo blanco de atentados, perpetrados en la mayoría de los casos por Daesh.

El 15 de octubre, una semana después del ataque terrorista en Kunduz, tuvo lugar otra explosión que segó la vida de decenas de fieles que participaban en el rezo del viernes en una mezquita en el centro de la ciudad afgana de Kandahar. Daesh también asumió la autoría de este atentado.

La violencia se ha intensificado en Afganistán desde que el grupo armado Talibán tomara el control de la capital el pasado 15 de agosto, tras la salida de las tropas de Estados Unidos del país centroasiático después de 20 años de su invasión, bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo, deponer a los talibanes, así como entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad afganas.

mep/ncl/rba