• El representante de Irán ante la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Heidar Ali Baluyi, 12 de octubre de 2021
Publicada: miércoles, 13 de octubre de 2021 1:33

Irán denuncia que el régimen de Israel trata de encubrir sus crímenes contra el pueblo palestino acusando falsamente al país persa.

“Las acusaciones falsas y fabricadas contra la República Islámica de Irán han sido la forma constante del régimen israelí de encubrir sus crímenes contra el pueblo palestino”, ha aseverado este martes el representante de Irán ante la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Heidar Ali Baluyi.

De acuerdo con al diplomático persa, no hay mentiras y crisis ficticias que puedan ocultar el carácter criminal, beligerante y expansionista del régimen israelí ante la opinión pública. “Un camino que ha seguido durante los últimos 70 años”, fustigó.

“Israel viola abiertamente el derecho internacional, viola las resoluciones de la ONU y viola los derechos fundamentales del pueblo palestino y de los habitantes árabes de los territorios ocupados y, como resultado, el pueblo palestino se ve privado de su derecho a su tierra y propiedad, y es desplazado por la fuerza y ​​expuesto al terror, la intimidación y la violencia, y se le quita su derecho a la autodeterminación”, denunció Baluyi.

 

A su juicio, incluso en la situación actual en la que la comunidad internacional está pasando por una crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus, Israel está aprovechando esta situación para seguir ampliando los territorios ocupados, construyendo asentamientos para estabilizar la ocupación militar de los demás territorios palestinos. “En tales circunstancias, el continuo asedio de la Franja de Gaza exacerbará la crisis humanitaria en la región y dificultará las condiciones de vida del pueblo palestino”, alertó Baluyi.

El titular iraní también puso de relieve que Israel ha desobedecido los tratados internacionales de no proliferación de armas de destrucción masiva y, a pesar de las demandas de la comunidad internacional, no solo no se había adherido a ninguno, sino que es un gran obstáculo para lograr una Asia Occidental libre de armas nucleares.

“Las armas de destrucción masiva de Israel son la amenaza de seguridad más grave para todos los países de la región. Sin embargo, Israel está tratando de presentar las capacidades convencionales y el programa nuclear pacífico de Irán, que está bajo la supervisión total de la Agencia Internacional de Energía Atómica [AIEA], como un desafío para la estabilidad regional”, enfatizó.

En este sentido, hizo hincapié en que la actitud del régimen israelí es un movimiento hipócrita para desviar las opiniones de la principal amenaza a la estabilidad regional, especialmente su arsenal nuclear y otras instalaciones nucleares, que están lejos de cualquier supervisión internacional.

mep/ncl