• El representante de Irán ante la Segunda Comisión de la AGNU, Ali Hayilari, durante una intervención en dicha comisión, 6 de octubre de 2021.
Publicada: jueves, 7 de octubre de 2021 11:34

Irán advierte sobre “el virus del unilateralismo” y dice que puede resultar más peligroso y dañino que el coronavirus.

“Nuestro mundo de hoy se enfrenta a dos enfermedades mortales: el coronavirus y las medidas coercitivas unilaterales. El unilateralismo es más peligroso que el coronavirus”, advirtió el miércoles el representante de Irán ante la Segunda Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Ali Hayilari.

Según el diplomático persa, los informes de la ONU sobre la pobreza, el hambre y la inseguridad alimentaria hacen la vista gorda ante los hechos, incluida la propagación patológica del unilateralismo, debido a algunas consideraciones políticas injustificadas.

“A pesar de que muchas de las causas y factores de la grave situación actual en el mundo en las áreas de lucha contra la pobreza, el hambre y la inseguridad alimentaria se han destacado en los informes pertinentes del secretario general, y pese a haber recurrido al multilateralismo como salida a la situación, lamentablemente ninguno de estos dos informes menciona el tema de las acciones coercitivas ilegales unilaterales y las sanciones ilegales contra los países en desarrollo y los efectos destructivos de tales acciones sobre el deterioro de la pobreza y el hambre”, matizó.

Para Hayilari la falta de este factor tan importante en los informes del secretario general de la ONU es muy grave e importante, que lamentablemente no se limita a estos dos informes, y esta deficiencia se puede ver en la mayoría de los informes del secretario general.

 

“Si somos realmente sinceros en nuestra afirmación de que la pobreza y el hambre deben ser erradicados, el papel destructivo de la acción coercitiva unilateral debe reflejarse y destacarse en dichos informes, porque es claro que mientras persista el unilateralismo morboso e ilegítimo, no habrá un horizonte claro y prometedor, especialmente en lo que se refiere a la erradicación de la desigualdad, la pobreza y el hambre”, enfatizó.

A su juicio los informes del secretario general enfatizan que el número de personas que enfrentan el hambre y la pobreza ha aumentado significativamente en 2020 debido a la epidemia del coronavirus, pero realmente el coronavirus no es la única causa de tales condiciones y hay otros factores que están preocupados por su creación y continuación.

Después del brote de la pandemia de la COVID-19, han aumentado de manera considerable los llamados internacionales para poner fin al unilateralismo y la política de sanciones, que son los métodos favoritos del Gobierno estadounidense para imponer sus planes imperiales a nivel mundial.

Washington sigue ignorando, no obstante, esos llamados, e incluso ha intensificado sus sanciones contra diferentes países, como Irán y Venezuela.

Diferentes organismos pro derechos humanos han calificado las sanciones de Washington de crímenes de lesa humanidad por impedir las importaciones de medicamentos vitales, poniendo en peligro la vida de millones de personas en tiempos de pandemia.

mep/rba