• El presidente iraní, Hasan Rohani (dcha.), se reúne con el embajador surcoreano en Teherán, Yun Kang-hyeon (izq.), 20 de julio de 2021. (Foto: President.ir)
Publicada: martes, 20 de julio de 2021 15:41

Irán insta a Corea del Sur a resolver los problemas bancarios derivados de las sanciones de EE.UU. en su contra y permitirle acceder a sus activos congelados.

“El uso de Irán de sus reservas financieras [congeladas] en los bancos surcoreanos es un derecho claro e indiscutible”, ha señalado este martes el presidente saliente de Irán, Hasan Rohani, en una reunión con el nuevo embajador de Corea del Sur en Teherán (capital iraní), Yun Kang-hyeon.

A pesar de las promesas realizadas por Seúl en este sentido, todavía persisten los problemas bancarios y financieros entre ambos países, ha criticado el mandatario persa, para luego denunciar que estas contrariedades han incidido negativamente en la confianza del pueblo iraní en Corea del Sur.

En este sentido, ha indicado que Irán aún hace frente a diversas problemáticas a la hora de adquirir equipos e instalaciones sanitarios, farmacéuticos e, incluso, la vacuna contra la COVID-19, a través del empleo de sus fondos en los bancos surcoreanos.

 

Asimismo, ha mencionado que, aunque Teherán y Seúl han mantenido buenas relaciones comerciales y bancarias, y Corea del Sur ha participado en muchos proyectos importantes en Irán, sus lazos bilaterales se han deteriorado por culpa de las sanciones “ilegales” y “opresivas” impuestas por EE.UU. a la nación iraní, por lo que ha urgido a resolver tal coyuntura lo antes posible.

Por su parte, el embajador surcoreano ha declarado que las relaciones bilaterales se han visto afectadas por situaciones que están fuera del control del Gobierno de Seúl, razón por la cual, se ha comprometido a esforzarse al máximo para mejorar los nexos entre ambos países.

Aunque Seúl está esperando buenos resultados de las conversaciones en Viena (capital de Austria) para tratar de restaurar el acuerdo nuclear de Irán, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), “no perderá el tiempo, y está preparando el terreno y preparándose para un mayor desarrollo de los lazos bilaterales”, ha afirmado Yun.

Cerca de 8500 millones de dólares de los fondos del Banco Central de Irán están bloqueados desde que EE.UU., bajo la Administración del expresidente Donald Trump, reimpusiera las sanciones que había levantado contra Teherán, en 2018, después de que Washington se retirase unilateralmente del convenio nuclear de 2015.

Las autoridades iraníes han tachado de “ilegal” el congelamiento de los activos de Irán por bancos surcoreanos y han instado a Seúl a asegurar el acceso de Teherán a sus activos, para que pueda usarlos para la compra de bienes básicos y medicinas en medio de la crisis sanitaria que aqueja al mundo en su conjunto.

mdh/anz/rba