• El jefe del Gabinete del presidente iraní, Mahmud Vaezi, habla ante periodistas en Teherán, la capital.
Publicada: jueves, 26 de noviembre de 2020 8:29

Un funcionario persa subraya que Irán no es optimista sobre la futura Administración de EE.UU. del presidente electo Joe Biden, aunque espera ver sus acciones.

“Es bastante natural dar la bienvenida a la derrota de Trump, pero no hay optimismo en Irán respecto al próximo Gobierno de Estados Unidos. Irán no es optimista hacia ningún país a menos que vea sus acciones”, indicó el jefe del Gabinete del presidente iraní, Mahmud Vaezi.

En declaraciones vertidas el miércoles ante la prensa, el funcionario persa subrayó que diferentes países, incluso los aliados europeos de Washington, están encantados con el fracaso de Donald Trump en los comicios presidenciales del 3 de noviembre, pues el magnate republicano no estaba familiarizado con la política internacional, ni tenía principios adecuados.

“Trump causó mucho daño a su propio país y también interrumpió las relaciones internacionales y el orden mundial”, precisó Vaezi, e insistió en que Teherán tampoco tiene esperanzas en el nuevo Gobierno estadounidense.

Durante su campaña electoral, Biden prometió varias veces cambiar la política errónea de Trump hacia Irán y habló del retorno de Estados Unidos al acuerdo nuclear de 2015, del que se salió en mayo de 2018.

“Hasta el momento, no ha habido ningún diálogo con nadie”, afirmó el funcionario persa para luego dejar claro que Teherán ha puesto de relieve en reiteradas ocasiones que no mantendrá nuevos diálogos con Washington sobre el convenio de Vienta, hasta que este vuelva al pacto y lo respete de manera completa.

 

El presidente iraní, Hasan Rohani, volvió a condenar el miércoles las medidas criminales que impone la Administración Trump en diferentes países independientes, como Irán, y exigió al futuro Gobierno estadounidense corregir la política errónea del presidente saliente.

Las autoridades iraníes han recomendado al próximo Gobierno de EE.UU. que aprenda del fracaso de la llamada “política de máxima presión” de Trump hacia Teherán, que, de hecho, no ha podido doblegar al resistente pueblo persa. 

El Gobierno de Rohani deja claro que la única forma de solucionar los problemas causados por los actos ilegales y sin precedentes de EE.UU. es que el país norteamericano retorne al acuerdo nuclear y cumpla con las obligaciones estipuladas en el mismo, incluyendo el levantamiento de todas las sanciones a Irán.

mnz/ncl/mkh/hnb