• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Abás Musavi.
Publicada: miércoles, 12 de agosto de 2020 0:37

Irán refuta los informes de medios sobre la mediación de Berlín y Londres para que EE.UU. levante temporalmente sus sanciones “no selectivas” contra el país persa.

Una agencia de noticias, citando “una fuente informada”, ha señalado este martes que Alemania y el Reino Unido, dos signatarios del acuerdo nuclear iraní –de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)– se oponen a la iniciativa de Washington para que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) extienda el embargo de armas contra Irán, que expirará el próximo octubre.

Según la fuente, para resolver las diferencias sobre el tema, Alemania, respaldada por el Reino Unido, ha presentado una iniciativa, en virtud de la cual, Estados Unidos levantaría temporalmente partes de las sanciones “no selectivas” contra Teherán, que han afectado en gran medida a los iraníes en “un primer paso”.

Al respecto, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Abás Musavi, ha rechazado esa afirmación y la ha catalogado de “noticia inventada” para servir objetivos desconocidos.

 

La supuesta propuesta europea prevé que el siguiente paso sería realizar “negociaciones generales” sobre diferentes temas; de modo que, si se logra un resultado positivo, las sanciones se eliminarán permanentemente, mientras que se discutirán más temas, ya que consideran a Irán un actor clave en la región, afirma la fuente anónima.

No sería raro que el fracaso de la política de sanciones de Estados Unidos sea motivo de controversias entre Europa y Estados Unidos, pero en lo que respecta a la República Islámica de Irán, las sanciones unilaterales de Estados Unidos son ilegales y crueles”, ha aseverado Musavi.

En este sentido, el vocero ha recordado que, en virtud del acuerdo nuclear firmado en 2015 y la Resolución 2231, “Estados Unidos está obligado a levantar todas las sanciones que reimpuso tras su retirada, en mayo de 2018, del pacto nuclear, alcanzado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (formado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Durante los últimos meses, la Administración de Donald Trump ha intensificado sus esfuerzos para que el CSNU apruebe una resolución que extienda la prohibición de armas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra Irán.

Ante tal escenario, los firmantes restantes del convenio, incluidos los aliados de EE.UU., han recordado a Washington que ya no es parte del JCPOA, por lo tanto, carece de facultad para promover o apoyar cualquier medida sobre Irán en torno la Resolución 2331 que refrenda el acuerdo nuclear.

EE.UU. ha convocado una sesión para este martes en el CSNU a fin de votar sobre la extensión del embargo de armas convencionales contra Irán; sin embargo, los expertos creen que Washington ha fracasado en su política de máxima presión contra Irán y la propuesta norteamericana no tiene ninguna posibilidad.

nsr/ncl/hnb