• El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en una rueda de prensa, Teherán.
Publicada: martes, 14 de julio de 2020 16:32

Irán denuncia las acusaciones del secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo y le aconseja que se ocupe de los crímenes de Arabia Saudí en Yemen.

“En lugar de seguir proyectando los hechos y lanzando acusaciones y alegaciones infundadas contra la República Islámica de Irán (…) le aconsejamos al nuevo secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo que se centre en la necesidad de detener los ataques de la coalición agresora contra mujeres y niños yemeníes y ayudar a que se solvente la crisis de Yemen mediante un diálogo yemení-yemení”, ha instado este martes el portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi.

Musavi ha rechazado, de este modo, las acusaciones del secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico), Nayef Falah Mubarak al-Hayraf, quien en una declaración formulada el lunes, sin presentar prueba alguna, acusó a Teherán de suministrar armas a Yemen.

De hecho, Al-Hayraf trataba de involucrar a Irán en el ataque del lunes del Ejército y el movimiento popular Ansarolá de Yemen que golpeó instalaciones petroleras y militares vitales del régimen saudí en las sureñas regiones de Jizan, Najran, Asir y Abha.

 

Musavi ha censurado, asimismo, el silencio mantenido por algunos miembros del CCG ante la conducta de Riad, que bombardea al pueblo de Yemen y ha impuesto un asedio “brutal” contra este país, impidiendo el acceso de los yemeníes a alimentos, combustible y medicamentos para poder contrarrestar el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El diplomático persa ha denunciado, por otra parte, “la posición hipócrita” de los agresores saudíes en cuanto al tema de la tregua. Efectivamente, el vocero ha resaltado la continuación de los bombardeos brutales de Arabia Saudí en Yemen, después de que anunciara su decisión de iniciar un alto el fuego en este país.

Esa conducta, ha proseguido Musavi, pone de relieve que los saudíes insisten en una solución militar para el conflicto de Yemen y “acusan a los demás para desviar la atención del mundo de su agresión”.

Irán resta veracidad a todas las retóricas procedentes de algunos países, con EE.UU. a la cabeza, sobre el envío de armas a Yemen y atribuye tales acusaciones a la campaña de mentiras en su contra.

Es más, el país persa siempre ha hecho hincapié en una salida política al conflicto en Yemen, mientras varios países occidentales, como EE.UU. y el Reino Unido, siguen enviando armas a la coalición agresora yemení, lo que, conforme alertan varios observadores y grupos pro derechos humanos, mantiene encendidas las llamas de la guerra en el país más pobre del mundo árabe.

tqi/anz/myd/rba