• El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en una conferencia de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: jueves, 30 de abril de 2020 21:15

Irán refuta las acusaciones de EE.UU. en su contra respecto a la libertad religiosa y tilda el informe de Washington de “sin fundamento”.

El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, ha rechazado este jueves el informe de la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional (USCIRF, por sus siglas en inglés), publicado el martes, que acusa a Teherán de violar las libertades religiosas y los derechos de las minorías religiosas.

“El informe realiza acusaciones falsas e infundadas contra Irán, especialmente sobre la situación de los judíos en Irán, lo que no es cierto para ninguna de las religiones legales y oficiales en la República Islámica de Irán, y son rechazadas”, ha enfatizado.

Conforme al diplomático persa, tales alegatos son “sin fundamento” y el informe “irreal” del país norteamericano refleja bien el hecho de que se ha preparado “con base en información y fuentes inválidas y antiraníes”.

 

“El contenido de este informe apunta a la falta de comprensión y a la interpretación errónea de la situación de Irán” en torno a los derechos asignados a las minorías religiosas, ha recalcado para luego repudiar las afirmaciones sesgadas realizadas en el informe y considerarlo como una injerencia en los asuntos internos de otros países.

Además de condenar estos comportamientos intervencionistas de Washington, Musavi ha denunciado que eso se produce mientras en EE.UU. viven millones de personas pobres y sin hogar, a quienes se les niegan sus derechos básicos y atención médica. Esta situación se ha vuelto más catastrófica debido al brote del coronavirus en el país norteamericano, ha agregado.

Sin embargo, ha proseguido, la República Islámica respeta los derechos de sus minorías religiosas, quienes gozan del pleno derecho de ciudadanía, especialmente en los procesos políticos y sus prácticas religiosas.

EE.UU. ya había planteado tales acusaciones en varias otras ocasiones contra Irán. Teherán, no obstante, ha destacado muchas veces la convivencia pacífica de todas las religiones en Irán y ha asegurado que en el país persa todos son iguales ante la ley, sin importar sus creencias.

ftn/rha/mjs