• Los iraníes acuden a un colegio electoral en Kerman portando pancartas en recuerdo al mártir general Qasem Soleimani, 21 de febrero de 2020.
Publicada: viernes, 21 de febrero de 2020 15:08
Actualizada: viernes, 21 de febrero de 2020 17:47

Un clérigo iraní alerta contra las provocaciones foráneas y llama a la nación de Irán a avergonzar a los enemigos, participando de forma masiva en los comicios.

“Pido al pueblo que, con su presencia, materialice (el lema de) muerte a EE.UU. El ejercicio del voto avergonzará a los enemigos y enorgullecerá al pueblo iraní”, ha dicho el Imam del rezo colectivo del viernes de Teherán, Seyed Ahmad Jatami.

En su sermón, Jatami ha citado al Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, quien considera la presencia del pueblo en estas elecciones como un “deber religioso, nacional y revolucionario, así como la materialización del derecho de los iraníes a participar en el destino de su país”.

A este respecto, Jatami ha asegurado que cualquier individuo, que esté a favor de los intereses de la República Islámica, debería participar en las elecciones.

Para el clérigo persa, los iraníes deben participar masivamente en estas elecciones para neutralizar las provocaciones de los enemigos y de ciertos países que “pidieron de manera suplicante a la gente que no vote”.

Los colegios electorales en Irán han abierto sus puertas desde las 8:00 (hora local) este viernes para elegir a los 290 legisladores de la XI.ª Asamblea Consultiva Islámica. En esta jornada electoral, el pueblo iraní también participa en las elecciones de medio término de la V.ª Asamblea de Expertos en las provincias de Teherán, Jorasan Razavi, Jorasan del Norte, Fars y Qom.

Más de 7000 aspirantes, aprobados por el Consejo de Guardianes, compiten por una curul en el Parlamento en estas elecciones legislativas. Los candidatos deben conseguir por lo menos el 20 por ciento de los votos para hacerse con un escaño en la primera vuelta.

Las autoridades iraníes han subrayado que las elecciones son la mejor manera de fortalecer al país ante las amenazas externas.

De hecho, desde que se iniciara en diciembre pasado el proceso de las inscripciones de los aspirantes para las elecciones de este viernes, la República Islámica ha sido blanco de la política de injerencismo de ciertos países extranjeros que se esfuerzan al máximo para cuestionar el carácter legítimo de los referidos comicios.

En esta línea, y en el marco de sus típicas retóricas antiraníes, Estados Unidos cuestionó la descalificación de un grupo de postulantes a los comicios y calificó de “predeterminado” el resultado de las elecciones iraníes.

Teherán, no obstante, ha restado importancia a las críticas de EE.UU. sobre los procesos electorales iraníes, ya que las autoridades norteamericanas privan a su pueblo de determinar su destino.

tqi/lvs/mrz/mrg

Comentarios