• El portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ramezan Sharif.
Publicada: lunes, 30 de diciembre de 2019 13:49
Actualizada: martes, 31 de diciembre de 2019 0:41

Los ejercicios navales Irán, Rusia y China lanzaron un mensaje de advertencia a los países que, bajo el liderazgo de EE.UU., buscan desestabilizar la región.

El portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ramezan Sharif, ha aseverado este lunes a la prensa que dado que los ejercicios navales se celebraron entre “tres potencias militares del mundo” tenían “un mensaje firme para quienes con el liderazgo de EE.UU. tratan de socavar la seguridad en la región del Golfo Pérsico”.

Estos ejercicios “provocaron la intimidación en quienes buscan proveer sus intereses desestabilizando la seguridad de la región”, ha subrayado Sharif.

No obstante, según el comandante iraní, “estos ejercicios demostraron que Irán, Rusia y China tienen un mensaje claro para el establecimiento de la seguridad en esta región clave de la geografía del mundo”, lo cual causó, por otra parte, la satisfacción de los aliados regionales que buscan la estabilidad de esta zona.

 

El domingo, las Armadas de Irán, China y Rusia terminaron su maniobra militar conjunta ‘Cinturón de Seguridad Naval’, que iniciaron el viernes en el mar de Omán y en el norte del océano Índico, una zona de suma importancia estratégica, considerada un “triángulo dorado”, cuyos tres vértices son los estrechos de Bab el-Mandeb, Malaca y Ormuz.

Esos ejercicios tenían dos ejes principales: reforzar la seguridad del comercio y enfrentar el terrorismo marítimo.

A juicio de los analistas políticos, esta maniobra podría ser interpretada, asimismo, como un desafío al poderío militar estadounidense, pues se realizó en momentos en los que Washington intenta forjar en vano una llamada coalición, so pretexto de proporcionar seguridad marítima cerca de las aguas de Irán; un plan rechazado por la República Islámica.

Según las autoridades iraníes, el mensaje más importante de esta maniobra fue dirigido a EE.UU. Consiste en que la seguridad de la región debe ser garantizada por los países regionales sin la presencia ilegítima de los extranjeros, y que ya es tiempo de que EE.UU. salga de esta zona.

tmv/lvs/nkh/mjs