• El buque grúa iraní Arvand Tide 1000 en las aguas del Golfo Pérsico.
Publicada: lunes, 15 de julio de 2019 17:24
Actualizada: martes, 16 de julio de 2019 0:15

El Gobierno de Kuwait ha liberado un buque grúa iraní, que tuvo retenido ilegalmente por diez meses, según ha informado el propietario del navío.

La compañía privada Tidewater Middle East Co., el mayor operador portuario de Irán, ha anunciado que el buque grúa Arvand Tide 1000 fue liberado el domingo desde el puerto de Shuaiba en Kuwait.

Arvand Tide 1000 está regresando a las costas del sur de Irán, después de haber sido detenido de manera ilegal en un puerto de Kuwait por 10 meses, indica la empresa en un comunicado.

“El buque ha entrado en las aguas internacionales y continúa su viaje hacia el país (Irán)”, señala la nota emitida este lunes.

El buque grúa fue incautado por Kuwait en octubre de 2018, so pretexto de “infundadas afirmaciones”, luego de haberse finiquitado un contrato de fletamento de 180 días entre la referida compañía persa y una empresa kuwaití.

LEER MÁS: ‘EEUU e Israel, detrás de la tensión entre Irán y Kuwait’

El buque ha entrado en las aguas internacionales, y continúa su viaje hacia el país (Irán)”, ha informado la compañía privada Tidewater Middle East Co., propietaria del buque grúa iraní Arvand Tide 1000 liberado tras 10 meses de detención ilegal por Kuwait.

 

Tidewater Middle East Co. ha dicho también que perseguirá el caso de la detención ilegal de su buque grúa por Kuwait en los tribunales internacionales.

Arvand Tide 1000 está equipado con uno de los aparatos más relevantes en la industria marítima, destaca el comunicado, para luego agregar que la grúa de 1000 toneladas a bordo del buque ha sido utilizada con frecuencia en las operaciones petroleras y gasíferas.

Estados Unidos ha incluido a la mencionada empresa en su lista de entidades sancionadas, afirmando que está vinculada con el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), que forma parte de las Fuerzas Armadas del país persa, y que está también blanco de embargos estadounidenses.

LEER MÁS: “Sanciones al CGRI son una manifestación de frustración de EEUU”

Tras retirar unilateralmente a Esados Unidos del acuerdo nuclear de 2015, la Administración del presidente Donald Trump ha empleado una política de “máxima presión” contra Teherán, imponiéndole varias rondas de sanciones, en violación del derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

LEER MÁS: ¿Sanciones unilaterales y coercitivas son legales y legítimas?

mnz/ctl/nlr/mjs

Comentarios