• La vicepresidenta iraní para Asuntos Jurídicos, Laya Yoneidi, durante una rueda de prensa en Teherán (capital persa).
Publicada: jueves, 25 de abril de 2019 0:39
Actualizada: jueves, 25 de abril de 2019 1:45

Una alta funcionaria iraní afirma que el embargo anunciado por EE.UU. contra el petróleo persa es una injerencia en las relaciones económicas de otros países.

La vicepresidenta iraní para Asuntos Jurídicos, Laya Yoneidi, ha afirmado este miércoles, en una rueda de prensa, que la no renovación de la exención para los compradores de petróleo iraní por parte de EE.UU. contraviene el derecho internacional y viola las reglas del libre comercio.

“Esto es otra parte del trabajo de EE.UU. contrario al derecho internacional y contrario a las normas legales, así como una injerencia en las relaciones económicas de otros países”, ha dicho Yoneidi.

La destacada funcionaria persa ha agregado, además, que incluso esta acción estadounidense es contraria a la democracia en otros países, porque la relación económica que otras naciones quieran tener con Irán debe ser una relación de ese gobierno y su Parlamento.

Esto es otra parte del trabajo de EE.UU. contrario al derecho internacional y contrario a las normas legales, así como una injerencia en las relaciones económicas de otros países”, dice la vicepresidenta iraní para Asuntos Jurídicos, Laya Yoneidi, en alusión a la decisión de EE.UU. de no renovar la exención para los compradores de petróleo del país persa.

 

Pasando por alto todas las advertencias internacionales sobre el embargo al crudo iraní, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo el lunes que su Administración se estaba coordinando con Arabia Saudí y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para garantizar que el mercado petrolero cuente con el “suministro adecuado”.

Esta misma jornada, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha denunciado en Nueva York (EE.UU.) la decisión de Washington de cancelar las exenciones de sus embargos a la importación de crudo iraní que había otorgado a ocho países.

Asimismo, Zarif ha asegurado que Teherán seguirá encontrando compradores, vendiendo su crudo y utilizando el estrecho de Ormuz como paso de tránsito seguro para su petróleo, aunque ello le pese a EE.UU.

lvs/anz/fmk/rba

Comentarios