• Retos y logros de una Revolución: Anuncio sin precedentes
Publicada: miércoles, 6 de marzo de 2019 17:23

El 5 de enero de 1999, el Ministerio de Inteligencia de Irán emitió una declaración sin precedentes. Anunció que había descubierto un grupo porfiado dentro de su cuerpo. Estaba investigando a otras personas en relación con el grupo.

45 días antes de que fuera emitida dicha declaración, dos exactivistas políticos, Dariush Forouhar y su esposa, Parvaneh Eskandari, fueron asesinados en su casa. Debido a que gran parte de su actividad política se enfocó en contra del Shah de Irán, Mohamadreza Pahlavi, antes de la Revolución Islámica, el clima político en el país los consideraba opositores.

Los contendientes de Irán comenzaron a hacer propaganda en contra de la República Islámica. Cuando la noticia de los asesinatos se hizo pública, el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá seyed Ali Jamenei, ordenó al entonces presidente Mohamad Jatami que iniciara una investigación independiente para indagar la cuestión. Poco después, el ministro de Inteligencia renunció a su cargo.

En poco tiempo, se identificó y arrestó a 18 personas. La pesquisa descubrió que Saeed Emami, un funcionario del Ministerio, encabezaba el grupo y había ordenado los asesinatos.

Tras una investigación de dos años, se celebraron 12 audiencias judiciales. Al final, tres personas fueron condenadas a muerte, otras fueron condenadas a penas de prisión de entre 2 a 10 años, mientras que algunos otros fueron condenados a cadena perpetua.

Este incidente demuestra el mecanismo de autoprotección de la República Islámica. Podría haber ocultado fácilmente este problema bajo la alfombra, pero el sistema optó por combatir la corrupción dentro de su principal institución de seguridad.

eha/alg

Comentarios