• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital persa.
Publicada: jueves, 4 de octubre de 2018 1:00
Actualizada: jueves, 4 de octubre de 2018 1:23

La OTAN debería preocuparse, más que nada, por acciones peligrosas y unilaterales de EE.UU. que desestabilizan el mundo, dice el Ministerio de Exteriores iraní.

El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, ha rechazado este miércoles las “infundadas” declaraciones del secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, quien señaló el martes que al bloque militar le preocupa el papel “desestabilizador” de Irán en Oriente Medio.

“La República Islámica de Irán ha desempeñado un papel muy efectivo en la erradicación de las bandas terroristas, como el EIIL (Daesh, en árabe) en Oriente Medio”, muy al contrario de lo que hacen supuestas alianzas propagandísticas de ciertos países occidentales en la región, ha subrayado el vocero de la Cancillería persa.

Pese a las afirmaciones de Stoltenberg, la mayoría de países del mundo ha reconocido y alabado el rol “estabilizador” de Teherán en el Golfo Pérsico y en la región, ha apostillado Qasemi.

La República Islámica de Irán ha desempeñado un papel muy efectivo en la erradicación de las bandas terroristas, como el EIIL (Daesh, en árabe) en Oriente Medio”, muy al contrario de lo que hacen supuestas alianzas propagandísticas de ciertos países occidentales en la región, ha subrayado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

“Si no hubiera sido por la denodada lucha de Irán contra las agrupaciones terroristas, muchos países y ciudades europeos ya no contarían con la seguridad de la que gozan actualmente”, ha aseverado.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores ha rechazado, asimismo, las alegaciones del secretario general de la OTAN en relación con el programa de misiles de Irán y ha subrayado que el plan misilístico de Teherán tiene un carácter “disuasivo”. Irán, como cualquier otro país soberano, tiene el derecho legítimo a desarrollar sus capacidades defensivas, ha añadido.

“El secretario general de la OTAN debe preocuparse, más que nada, por las políticas unilaterales y peligrosas de EE.UU. y cuestionar el incumplimiento de este miembro suyo (Washington) de acuerdos internacionales”, como su salida del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Rusia, Francia y China, más Alemania), ha remarcado Qasemi.

mnz/anz/myd/mjs

Comentarios