• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif (izda.), concede una entrevista a la cadena estadounidense CNN, 30 de septiembre de 2018.
Publicada: lunes, 1 de octubre de 2018 3:27

Irán rechaza las afirmaciones del secretario de Estado de EE.UU., quien culpa a Teherán de cualquier ataque a los centros diplomáticos norteamericanos en Irak.

“Por supuesto tenemos influencia en Irak, pero eso no quiere decir que controlamos el pueblo iraquí, tal y como Estados Unidos no controla la gente en los países con quienes tiene buenas relaciones”, ha declarado este domingo el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en una entrevista con la cadena estadounidense CNN.

El jefe de la Diplomacia persa ha calificado de “contraproducentes” las recientes advertencias del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y el asesor de la Seguridad Nacional norteamericana, John Bolton, a Teherán.

“El señor Pompeo y el señor Bolton necesitan echar un vistazo a las propias políticas (de EE.UU.) en lugar de formular irrelevantes amenazas que no producirán resultados positivos”, ha destacado Zarif.

EE.UU. anunció el viernes el cierre de su sede diplomática en Basora (Irak) y el traslado de su personal diplomático a la embajada de Bagdad (capital iraquí), invocando “amenazas” que atribuyó a Irán, después de las violentas protestas en esta ciudad del sur de Irak.

Por supuesto tenemos influencia en Irak, pero eso no quiere decir que controlamos el pueblo iraquí, tal y como Estados Unidos no controla la gente en los países con quienes tiene buenas relaciones”, dice el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en una entrevista con la cadena estadounidense CNN.

 

Al respecto, Pompeo explicó que ordenó el cierre temporal del personal diplomático de EE.UU. en Irak debido al “aumento de amenazas específicas y a la creciente incitación a atacar a nuestro personal e instalaciones en Irak”.

El secretario de Estado estadounidense dijo que “hice saber claramente a Irán que Estados Unidos respondería de manera rápida y adecuada a todo ataque” a instalaciones estadounidenses, que provengan “de Irán directamente o de intermediarios”.

Por su parte, Bolton advirtió el 25 de septiembre a Irán que tendrá un “infierno que pagar” y de “graves consecuencias” si causa daños a Estados Unidos, a sus ciudadanos o a sus aliados.

El ministro iraní de Exteriores ha dicho que el consulado iraní en Basora también fue blanco de ataques a principios de septiembre, pero el país persa reanudó cuanto antes la misión diplomática en el nuevo edificio.

El pasado mes de septiembre, Basora fue escenario de protestas sociales en las que se pedían mejores condiciones de vida. En el curso de estas manifestaciones se produjeron ataques a varias sedes de instituciones públicas y representaciones diplomáticas.

Las autoridades iraquíes aseguran que el ataque a las sedes gubernamentales en la ciudad de Basora fue planeado por Arabia Saudí y Estados Unidos para generar desorden en el país, en especial, tras la caída de los terroristas.

fdd/rha/mjs/alg

Comentarios