• El presidente de EE.UU., Donald Trump, da un discurso en Florida, 31 de julio de 2018.
Publicada: miércoles, 1 de agosto de 2018 16:42

Los cambios de Washington respecto a Irán hacen patente la falta de una política estable en la Administración de Trump para resolver las tensiones con Teherán.

Reuters publicó ayer martes un análisis de las declaraciones más recientes de la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre sus relaciones con Teherán, en el que pone de manifiesto las contradicciones de la postura de Washington.

“El Gobierno estadounidense no ha definido con claridad los objetivos finales de su línea política respecto a Irán”, constata la agencia de noticias británica, que advierte de que tanto cambio incrementa el riesgo de una confrontación con Teherán y desestabiliza la región.

Pocos días después de exhibir una actitud violentamente amenazadora contra Irán, Trump bajó el tono el pasado lunes y anunció su disposición a reunirse con las autoridades iraníes “sin condiciones” previas y en cualquier momento. Poco después, sin embargo, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, condicionó las eventuales conversaciones a que Irán se comprometa a firmar un nuevo pacto nuclear.

Esta contradicción inmediata de parte de su secretario de Estado deja claro que el presidente de EE.UU. no coordina con los miembros más destacados de su Administración los elementos básicos de su política exterior, además de dejar clara la agenda de Pompeo, previa a su llegada al cargo.

Trump no tiene ningún plan definido respecto a Irán ni para la eventualidad de que su política errática cause un aumento de la tensión con Teherán, alertan los expertos citados por Reuters.

El Gobierno estadounidense no ha definido con claridad los objetivos finales de su línea política respecto a Irán”, constata la agencia de noticias británica Reuters.

 

Las tensiones entre EE.UU. e Irán han aumentado tras la retirada unilateral de Washington, en mayo pasado, del acuerdo nuclear, y especialmente tras su decisión de intentar reimponer un bloqueo económico al país persa.

Las autoridades iraníes han dicho que no confían en que los líderes de EE.UU. cumplan su palabra, dada la salida unilateral e ilegal de Trump del acuerdo de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), después de una década de diálogos.

mnz/mla/hgn/mkh

Comentarios