• La Policía responde al ataque frente a la residencia del embajador iraní en Viena, Austria, 12 de marzo de 2018.
Publicada: martes, 13 de marzo de 2018 10:41

La Policía de Austria dice que el atacante armado que fue abatido el domingo fuera de la residencia del embajador de Irán en Viena era de origen egipcio, pero asegura que “no puede descartar ni confirmar” que el incidente haya tenido una motivación terrorista.

Un hombre de 26 años, con un cuchillo, atacó la noche del domingo a un soldado que hacía guardia ante la residencia del jefe de la legación iraní en Viena (Austria), y el guardia lo abatió con su arma de servicio.

El portavoz de la Policía austríaca, Harald Soros, explicó el lunes que durante la agresión los dos hombres rodaron por el suelo y el guardia recibió varias puñaladas, pero que vive gracias a su chaleco protector.

Soros dijo que la Policía investigó el lunes el domicilio del agresor para buscar las causas del ataque, pero la pista terrorista no está “ni excluida ni confirmada”.

Las investigaciones llegaron a la conclusión de que el hombre tenía raíces familiares en Egipto, aunque al principio la Policía lo había identificado como un ciudadano austríaco de 26 años. El agresor murió tras recibir cuatro disparos de bala.

Soros defendió el derecho del guardia a defenderse y dijo que “había actuado de acuerdo con el reglamento”. El militar primero usó gas pimienta y luego respondió a los ataques del agresor con su arma de fuego.

El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, señaló que las autoridades iraníes en Teherán y Viena siguen en contacto con los funcionarios austríacos para obtener más detalles sobre el incidente.

 

Este atentado se produce dos días después de un asalto a la embajada de la República Islámica de Irán en el Reino Unido: el mismo día en que el embajador persa en Londres, capital británica, Hamid Baidineyad, denunció amenazas de muerte por parte de un miembro de un grupo extremista responsable del ataque del viernes.

ftm/nii/

Comentarios