• La embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, asiste a una reunión del Consejo de Seguridad, 18 de enero de 2018.
Publicada: jueves, 15 de febrero de 2018 0:13
Actualizada: jueves, 15 de febrero de 2018 2:28

Estados Unidos desempeña un papel importante en la expansión del grupo terrorista EIIL, destaca la Misión Permanente de la República Islámica de Irán ante las Naciones Unidas, para luego rechazar las últimas acusaciones de la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, en contra de Teherán.

“El papel de EE.UU. en la expansión de Daesh (acrónimo en árabe del grupo terrorista EIIL) y el terrorismo en la región es innegable”, señala el texto divulgado este miércoles después de que Haley acusara, la misma jornada, al país persa de “desestabilizar” la región.

Al respecto, la representación diplomática de Irán precisa en la nota que las nuevas acusaciones “infundadas” de Haley no socavan los “esfuerzos sinceros” de Teherán para disminuir las tensiones en Siria en momentos en los que Washington intenta impedir cualquier tipo de intento destinado a resolver los problemas existentes en el país árabe.

Asimismo, considera que “la desventura y las intervenciones ilegales de Estados Unidos en los países de la región, en especial Irak, Libia, Siria, El Líbano y Afganistán, son desestabilizadores y han derivado en consecuencias catastróficas para la zona”.

El papel de EE.UU. en la expansión de Daesh (acrónimo en árabe del grupo terrorista EIIL) y el terrorismo en la región es innegable”, señala un comunicado de la Misión Permanente de la República Islámica de Irán ante las Naciones Unidas.

 

La misión iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) destaca que el apoyo incondicional de EE.UU. a las políticas y actividades ilegales del régimen de Israel se ha convertido en la principal fuente de inseguridad e inestabilidad en Oriente Medio.

En declaraciones formuladas en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, Haley ha vuelto a repetir las alegaciones del régimen de Israel sobre la entrada, el sábado, de un supuesto dron (aeronave no tripulada) de fabricación iraní en el espacio aéreo de los territorios ocupados de Palestina. Teherán rechazó estas acusaciones, asegurando que Israel recurre al empleo de mentiras contra otros países para encubrir su ayuda a los terroristas en Siria.

“Irán estaba haciendo una vez más lo que siempre hace: crear riesgo de conflicto y poner a prueba la voluntad de sus vecinos y oponentes a resistir su agresión”, ha dicho la diplomática norteamericana.

Tras haber alegado que derribó el mencionado dron, el régimen de Tel Aviv atacó en varias ocasiones las posiciones sirias, si bien los ataques no quedaron sin respuesta. La defensa antiaérea de Damasco derribó un F-16 israelí e infligió daños a un F-15 de este régimen.

fdd/anz/mjs/rba

Commentarios