• El secretario general de la Conferencia Internacional de Seguridad para el oeste de Asia
Seyed Yalal Dehqani Firozabadi, Teherán, 8 de enero de 2018.
Publicada: martes, 9 de enero de 2018 1:44
Actualizada: martes, 9 de enero de 2018 16:14

Los participantes en la segunda Conferencia Internacional de Seguridad para el oeste de Asia, celebrada en Teherán, capital iraní, rechazaron la ‘injerencia extranjera’ en la región, y abogaron por una ‘cooperación integral’ entre países de la zona.

La segunda Conferencia Internacional de Seguridad para el oeste de Asia concluyó el lunes su labor con la emisión de una declaración final, en la cual, los participantes enfatizan la cooperación e interacción regional como vía para lograr la paz.

El secretario general de la Conferencia, Seyed Yalal Dehqani Firuzabadi, en una ceremonia de clausura con la participación de más de 200 funcionarios y expertos iraníes y de otros países, leyó el texto que resalta los esfuerzos y las cooperaciones regionales que han conducido a la disminución notable de la amenaza de grupos terroristas.

Pero, agrega la nota, las políticas erróneas de Washington y sus aliados regionales han puesto a Asia Occidental frente a nuevos desafíos: “una carrera armamentística imparable, la intervención militar de potencias extrarregionales en la región, el aumento del extremismo y terrorismo cibernético”, entre otros, indica.

Ante tal escenario, el documento enumeró medidas que se deben tomar para neutralizar tales complots en la región y remarca la importancia de la “independencia regional” y la “cooperación integral entre los países de la región, incluso entre los rivales”.

“La seguridad del oeste de Asia se conseguirá mediante la cooperación y la colaboración de todos los países de la región”, destacaron los asistentes en la declaración final.

La seguridad del oeste de Asia se conseguirá mediante la cooperación y la colaboración de todos los países de la región”, destaca la declaración final de la segunda Conferencia Internacional de Seguridad para el oeste de Asia.

 

En esta misma línea, el documento advierte de que las injerencias foráneas solo agravan las crisis en la zona y pone como ejemplo el caso de la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén), declarada el pasado 6 de diciembre como capital del régimen israelí por EE.UU., según lo anunció su presidente, Donald Trump; una medida rechazada por la comunidad internacional y que agravó la situación en los territorios ocupados palestinos.

De igual modo, los participantes en la conferencia abogaron por el fin de la ocupación israelí y la creación de un Estado independiente palestina con su capital en Al-Quds.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en el discurso inaugural de dicha Conferencia, condenó, por su parte, la “destructiva” política de EE.UU. en el suroeste de Asia, que según indicó, ha empeorado la crisis en la región.

El evento celebrado en Teherán se enfocó en el papel de Irán y de otros actores regionales y transregionales en los acuerdos de seguridad de Oriente Medio. También se discutió en la cita el avance económico y la seguridad regional, la defensa colectiva y la cooperación en seguridad, así como el papel del Eje de la Resistencia en la seguridad de Asia Occidental.

mnz/ncl/fmk/hnb

Commentarios