• Casas destruidas por un ataque aéreo saudí en el distrito yemení de Sahar, en la provincia noroccidental de Saada, 1 de noviembre de 2017.
Publicada: miércoles, 8 de noviembre de 2017 23:29
Actualizada: jueves, 9 de noviembre de 2017 23:30

El portavoz de la Cancillería iraní afirma que ‘la intensificación de los bombardeos’ y el bloqueo contra los yemeníes demuestra la ‘desesperación’ de Arabia Saudí.

“La intensificación de los bombardeos contra las zonas residenciales, la continuación del asedio y el bloqueo marítimo, terrestre y aéreo impuesto a Yemen, así como la prohibición de que entre ayuda humanitaria por parte de Arabia Saudí, ponen de relieve la desesperación y frustración de este país a la hora de conseguir sus objetivos a través de la agresión a Yemen”, ha subrayado este miércoles Bahram Qasemi, en un comunicado.

En este contexto, ha condenado los ataques aéreos del régimen saudí llevados a cabo el martes por la noche contra la localidad de Hiran, en la ciudad de Haya (noroeste), que acabaron con la vida de 30 personas, incluida una familia compuesta por 10 miembros.

Tras expresar la solidaridad del país persa con los familiares de las víctimas, ha criticado el mutismo de la comunidad internacional ante las atrocidades provocadas, a su juicio, por los constantes bombardeos del régimen de los Al Saud contra la población civil yemení, así como por la negativa de Riad a permitir la entrada y salida en Yemen de ayuda humanitaria y de equipos de socorro.

La intensificación de los bombardeos contra las zonas residenciales, la continuación del asedio y el bloqueo marítimo, terrestre y aéreo impuesto sobre Yemen, así como la prohibición de que entre ayuda humanitaria por parte de Arabia Saudí, ponen de relieve la desesperación y frustración de este país a la hora de conseguir sus objetivos a través de la agresión a Yemen”, dice el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi.

 

De acuerdo con el portavoz de la Cancillería de Irán, estas medidas de Arabia Saudí violan claramente el derecho internacional humanitario.

Al respecto, ha exigido a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que aumente los esfuerzos para poner fin a los ataques saudíes y se tomen medidas, necesarias y eficaces, para proteger a los civiles, en especial a las mujeres y a los niños.

Desde que se iniciara en marzo de 2015 una cruenta guerra contra Yemen, más de 12.000 personas han muerto, según cifras recientes de la ONU. Además, la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) señala que la guerra ha causado en Yemen la mayor crisis humanitaria del mundo, con al menos siete millones de personas al borde de la hambruna y cientos de miles sufriendo cólera.

fdd/anz/tqi/rba

Comentarios