• El presidente de Irán, Hasan Rohani (centro), y los militares del alto rango del país persa, 4 de noviembre e 2017.
Publicada: sábado, 4 de noviembre de 2017 14:42
Actualizada: sábado, 4 de noviembre de 2017 17:24

Rohani destaca la importancia de mejorar el poder militar iraní para defender la independencia y la dignidad del país: metas de la Revolución Islámica.

El presidente de Irán, Hasan Rohani, se ha reunido hoy sábado con los altos mandos militares del país y les ha recordado que “la dignidad y la independencia del Ejército y del pueblo” fueron los principales objetivos de la Revolución Islámica de Irán, según su fundador, el Imam Jomeini (la paz sea con él).

“Desde el punto de vista del Imam Jomeini (P), una de las señales más importantes de la independencia de un país es su independencia militar”, ha destacado Rohani. Por otra parte, insiste en que la principal misión del Ejército es defender la independencia y la integridad del país conforme a la Constitución.

Actualmente, aduce, el mayor capital de las Fuerzas Armadas “es la confianza del pueblo” y llama a estas mismas Fuerzas a que no politicen la defensa del país.

Desde el punto de vista del Imam Jomeini (P), una de las señales más importantes de la independencia de un país es su independencia militar”, insiste el presidente de Irán, Hasan Rohani.

El presidente de Irán, Hasan Rohani (centro), y militares del alto rango, 4 de noviembre de 2017.

 

En su discurso, ofrecido el Día del Estudiante, también conocido como Día Nacional de la Lucha contra la Arrogancia (cada 4 de noviembre se conmemora la toma por estudiantes iraníes del conocido como ‘Nido de Espionaje’, es decir, la embajada de EE.UU. en Teherán), el mandatario ha destacado una vez más la importancia de mejorar la capacidad disuasiva de Irán ante las conspiraciones de los enemigos.

“La alta capacidad operativa de las Fuerzas Armadas depende de su velocidad, de su disciplina interna y de un equipamiento moderno”, ha subrayado el presidente de Irán.

De igual modo, ha recordado “los sacrificios” de las Fuerzas Terrestres, Marítimas y Aéreas de la República Islámica de Irán en los ochos años de guerra impuesta por el que fuera dictador de Irak Saddam Hosein, quien, en aquel entonces, gozaba del apoyo de las potencias hegemónicas y de los países radicales árabes de la zona.

Por último, asegura que su Gobierno apoya al Ejército total y plenamente y este, a su juicio, también debe apoyar al Poder Ejecutivo en tiempos de paz, ayudándole a materializar sus planes y a administrar la nación. 

bhr/mkh/nii/

Comentarios